Adelante Maracena (Granada) critica la actitud confesional del gobierno local del PSOE, participando en actos religiosos y cambiando el nombre tradicional de una calle por el de Nuestra Señora de los Dolores

Nuevo tema urgente y extraordinario para el próximo Pleno: Cambio de nombre de calle por el que el Camino Nuevo pasará a llamarse Avenida Nuestra Señora de los Dolores, con motivo del doscientos centenario de la llegada de la imagen a Maracena.

Con todo el respeto a las creencias religiosas, creemos que este equipo de gobierno que se dice del PSOE no entiende o no sabe o no apoya la laicidad de las administraciones públicas. Y son muchos los ejemplos en este sentido.

El respeto a las creencias religiosas se demuestra precisamente no mezclando conceptos, como se hacía en tiempos pasados.

Ya en abril de 2.016, Maracena para la Gente presentó una moción al ayuntamiento sobre “Laicidad de las Instituciones del Estado/Ayuntamientos” en la que ateniéndose a lo que nuestra Constitución dice “Ninguna confesión tendrá carácter estatal”, pretendía fomentar la libertad de conciencia y la independencia del Ayuntamiento de cualquier confesión religiosa por respeto a la pluralidad ideológica, de convicciones y de creencias del conjunto de la ciudadanía de nuestro pueblo.

A dicha moción votaron en contra los diferentes grupos del ayuntamiento, PSOE, Ciudadanos y PP. Desgraciadamente, no esperábamos otra cosa en aquel momento ni con posterioridad.

Desde entonces hemos tenido reiteradas decisiones, tomadas por el PSOE de Maracena y apoyadas por PP y Ciudadanos, de fiestas locales religiosas (La Virgen de los Dolores y San Joaquín) a pesar de nuestras peticiones de alternar con algún recuerdo laico en un pueblo como Maracena con mucha tradición de lucha obrera y por la Igualdad, como podía ser el día de Mariana Pineda, o el nombramiento de una calle próxima a nuestro Centro de Salud de “Luis de la Revilla” que fue artífice de la reforma sanitaria centrada en torno a la Medicina de Familia y autor del primer estudio de salud sobre nuestro municipio.

También hemos tenido continuas apariciones en actos religiosos del Sr Alcalde y otros Concejales como representantes oficiales del Ayuntamiento.

Hacemos constar aquí nuestro máximo respeto a las creencias religiosas de cada persona y que desde ese respeto, defendemos la no intromisión mutua en asuntos de competencia propia, manteniéndose así el máximo respeto y neutralidad desde la propia Administración con las diferentes creencias. La asignación de fiestas locales coincidentes con santos religiosos o de nombramientos de calles igualmente con nombres religiosos consideramos que no respeta esa independencia y neutralidad.
Este respeto lo reclama el propio Papa Francisco cuando defiende sacar la religión del ámbito público. En declaraciones realizadas en 2.016 decía que «El Estado debe ser laico». O más recientemente un discurso a los obispos italianos pidiéndoles que abandonen las propiedades materiales no dedicadas al culto.

O vemos también que el propio partido socialista en su 39 Congreso federal en el que contemplaba en el apartado dedicado al “Marco estratégico, ponencia política y social” el siguiente objetivo: “España debe consolidar su condición de Estado laico que garantiza los valores, derechos y libertades civiles, adecuando su legislación a las características propias de una sociedad abierta, plural y compleja, en la que se respetan las convicciones y expresiones ideológicas, religiosas, culturales y de género de todos los ciudadanos”.

Desde Adelante Maracena, no se pide que se renuncie a las creencias personales que pueda tener cada ciudadano/a, dándose por sentado que cada persona puede hacer mención explícita o realizar acciones en consonancia con sus creencias. Lo que se pretende es diferenciar lo que es el ámbito personal del ámbito institucional. Por ello consideramos que la denominación de calles y festivos locales con nombres religiosos no respeta esa idea.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...