Adelantar selectividad para no coincidir con el Ramadán

La Comisión Islámica de España (CIE) recomienda al subdirector general de Relaciones con las Confesiones del Ministerio de Justicia adecuar el calendario lectivo de los exámenes de selectividad al mes de Ramadán.

El Ramadán, uno de los grandes pilares del Islam, este año dará inicio con toda probabilidad el 6 de junio para acabar el 5 de julio, coincidiendo de lleno con los exámenes de selectividad. El ayuno se realiza en las horas de sol, por lo que sólo se puede comer, tomar agua o tener relaciones sexuales antes del amanecer y después del atardecer. Motivo por el que la Comisión Islámica de España (CIE) pide adaptar el calendario de exámenes para los musulmanes y las musulmanas afectadas.

Para ello la comunidad islámica propone adelantar o atrasar la fecha de los exámenes o bien pasar las pruebas vespertinas a la mañana, puesto que por la noche es la hora en la que se rompe con el ayuno y el alumno está más cansado.

Además, durante los cursos 2017 y 2018 también afectará a este período de pruebas tanto en bachillerato como en las universidades. Desde CIE aseguran que los alumnos afectados se han mostrado muy agradecidos por la iniciativa.

Es el caso de Ibrahim Lamrani, que se presentará este año por primera vez a las pruebas de selectividad y que cree que se «deberían adelantar los exámenes, para por lo menos ir con el estómago lleno y con la cabeza centrada». El joven, de 19 años, explica que «estando en ayunas estás más débil y cansado, cuesta más centrarse».

Postura que comparte Badr Benaissa, estudiante de bachillerato que ya piensa en los exámenes de selectividad. Defiende la medida «porque si no, estaríamos en desventaja, ya que no se rinde lo mismo». Añade, «en especial para este tipo de exámenes que suponen niveles de estrés tan alto». Sin embargo, lo ideal para este estudiante de 18 años es hacer los exámenes por la mañana.

Desde el Ministerio de Educación se han comprometido a estudiar las peticiones de los musulmanes con el fin de incluir en las instrucciones de funcionamiento, que se envían cada curso a las instituciones educativas para que queden adecuadas a las actividades escolares y exámenes con el calendario musulmán.

Sin embargo, Educación explica que valorará la inclusión de las recomendaciones musulmanas en las ciudades de Ceuta y Melilla, que son de su competencia. No es así el caso de las comunidades autónomas que poseen competencias propias en esta materia.

Desde la Comisión Islámica de España han explicado a Diagonal que tras reunirse con responsables del Ministerio de Educación para afrontar este asunto, han acordado la elaboración de un informe con recomendaciones que será enviado al Ministerio para que traslade estas propuestas a las autonomías.

Otra posibilidad sería que los musulmanes suspendan el ayuno durante los días de exámenes y lo hagan después, algo que les está permitido.

Acuerdo entre Estado español y la CIE en el año 1992

Este acuerdo recoge la posibilidad de que los musulmanes que estudien en centros públicos, privados o concertados españoles están exentos de acudir a clase y de realizar pruebas lectivas los viernes entre las 13.30 y las 16.30 por ser el día del rezo colectivo obligatorio.

Según el acuerdo, también quedarán exentos en las conmemoraciones y festividades religiosas como Al Hiyra, primer día del Año Nuevo islámico; Achura, décimo día de Muharram; Idu Al-Maulid, nacimiento del Profeta; Al Isra Wa Al-Mi’Ray, fecha del viaje y ascensión del Profeta; Idu Al-Fitr, que conmemora la culminación del Ayuno de Ramadán; e Idu Al-Adha que festeja el sacrificio protagonizado por el Profeta Abraham.

Londres adelanta selectividad

En enero, los británicos decidieron adelantar el examen equivalente a la selectividad española, al considerar que el alumnado acude en inferioridad de condiciones a los exámenes mientras se encuentra de ayuno.

Uno de cada doce alumnos británicos es musulmán y realiza el ayuno. Por este motivo, las instituciones académicas acordaron comenzar este año con las pruebas de matemáticas e inglés, consideradas las pruebas más exigentes, además de ser las pruebas a las que se presenta mayor número de alumnos.

Otra importante decisión ha sido la de establecer los exámenes en horario de mañana en lugar de la tarde, pues a medida que avanza el día, los musulmanes se sienten más debilitados por el ayuno.

Para defender esta postura, según explica el periódico La Vanguardia, las Autoridades Educativas del país explicaron que la responsabilidad de las instituciones académicas es facilitar la vida estudiantil, sin que nadie pueda resultar discriminado o perjudicado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...