A licitación por 759.484 euros las obras de la iglesia de Híjar, cerrada en 2007

Tras un intento de adjudicación frustrado en el año 2010 por las medidas de contención del gasto aplicadas por el Gobierno de Aragón, la rehabilitación de la iglesia de Santa María La Mayor de Híjar está próxima a empezar

A la segunda parece que sí será la vencida. Tras un intento de adjudicación frustrado en el año 2010 por las medidas de contención del gasto aplicadas por el Gobierno de Aragón, la rehabilitación de la iglesia de Santa María La Mayor de Híjar está próxima a empezar, después de que este martes salieran a licitación las obras por un importe de 759.484 euros (IVA incluido).

A primeros de diciembre, la Mesa de Contratación se reunirá para estudiar las propuestas presentadas en el proceso de licitación, y adjudicará una obra cuyo inicio y terminación es muy deseado por los hijaranos. No en vano, desde que se cerró el templo en el año 2007 como consecuencia de los desprendimientos de bloques de yeso procedentes de la bóveda, los vecinos no han vuelto a poner los pies en su iglesia, cerrada a cal y canto por seguridad. Desde entonces, la misa del día se celebra o en un antiguo salón municipal o en la capilla de la residencia de mayores, mientras que para las grandes celebraciones como las que tienen lugar en Semana Santa, con una importante afluencia de público, el Ayuntamiento habilita el pabellón multiusos, adecua el escenario como altar y coloca decenas de sillas para el acomodo del público.

El alcalde de Híjar, Carlos Marquesán, preve que la adjudicación esté resuelta "a finales de diciembre", que las obras se inicien en enero de 2014 y que la iglesia pueda volver abrirse al público en el primer trimestre de 2015. No en vano, la rehabilitación del templo tiene un plazo de ejecución de 12 meses, según consta en el proyecto, redactado por el gabinete Laredo Torres S.L. de la capital.

La rehabilitación

Las obras se centrarán en el arreglo de fachadas y de la cubierta, que "volverá a construirse de madera", según señaló una de las arquitectas responsables del proyecto, Alicia Torres, quien destacó que la rehabilitación se efectuará "respetando" la configuración original del inmueble, que está declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

La arquitecta mencionó que el estado de la cubierta es de "inestabilidad total" debido a su mal estado, que en el año 2007 terminó afectando a la bóveda con los consiguientes desprendimientos de trozos de yeso que se registraron dentro del templo y de piedras en el exterior.

En concreto, en cuanto a la actuación que se efectuará en la cubierta, "la madera será tratada con silófagos -para terminar con la carcoma-, se cubrirán las grietas de la bóveda y se encamisarán con yesos". Por otra parte, en las fachadas, realizadas con piedra, tapial y ladrillo, "se realizarán tratamientos adecuados a cada tipo de material y se rejuntará con mortero", mencionó la arquitecta Alicia Torres.

La responsable del proyecto comentó que en las cubiertas secundarias de la iglesia se hizo algún tipo de intervención o mejora hace años, pero "en la nave principal y en las capillas nunca se han realizado obras de restauración de ningún tipo", de ahí el estado de deterioro del conjunto de la cubierta.

APOYO 1:

La mayor parte de la obra se sufragará con dinero del FITE

Las obras de rehabilitación de la iglesia de Híjar se sufragarán con cargo al Fondo de Inversiones de Teruel (FITE) de los años 2012 y 2013, de donde el Ayuntamiento ha conseguido la mayor parte de la financiación para poder realizar la rehabilitación de la iglesia. Además, según explicó el alcalde de Híjar, Carlos Marquesán, "el Arzobispado de Zaragoza correrá con el 10% de lo que cueste la actuación" para lo cual ya se firmó un convenio entre ambas instituciones.

Aunque el proyecto se centra en la rehabilitación de fachada y cubierta, se ha incorporado una addenda de mejoras en el interior del edificio. El Ayuntamiento pretende que con las bajas al presupuesto que presenten las empresas que concurran a la licitación se cubran parte o la totalidad de las actuaciones que se quieren llevar a cabo dentro de la iglesia para mejorar su apariencia. El alcalde indicó que la consolidación de la estructura, los acabados interiores, las mejores en el sistema de electricidad o iluminación o el pintado de las bóvedas son algunas de los aspectos que valorará la Mesa de contratación. Además, dijo, el consistorio valorará aspectos como la reducción en un mes del plazo de terminación de las obras.

El alcalde de Híjar destacó que con estas obras y su próximo inicio el Ayuntamiento se saca un peso de encima. "Todos los vecinos queremos ver terminadas las obras y la restauración, después de unos años en los que esta intervención no ha dejado de sufrir todo tipo de avatares negativos". Marquesán se refería, entre otras cosas, a que el Ayuntamiento vio como, a punto de ser adjudicadas las obras en el año 2010, se suspendía el proceso licitador de la rehabilitación a consecuencia de las medidas de ahorro aplicadas por el Gobierno de Aragón.

APOYO 2:

Uno de los pocos ejemplos mudéjares en el Bajo Aragón

La iglesia parroquial de Santa María la Mayor de Hijar es uno de los escasos testimonios de arquitectura religiosa mudéjar del Bajo Aragón. Su parte principal fue construida durante la época de esplendor del mudéjar, en la primera mitad del siglo XIV, en la parte más elevada del pueblo.

En origen se proyectó como iglesia mudéjar, y sufrió dos etapas constructivas más, que se extendieron hasta el siglo XVIII y que supusieron una transformación del templo original. La primera etapa constructiva se sitúa en las primeras décadas del siglo XIV, cuando se levantó el ladrillo. A este periodo pertenecen la cabecera y primer tramo de la nave. Se siguió la tipología de planta de nave única cubierta con bóveda de cañón y con un ábside poligonal de siete lados con contrafuertes, solución muy habitual en la arquitectura mudéjar aragonesa.

En el segundo tercio del siglo XVI se transformó el espacio interior. Dos de los contrafuertes del ábside se eliminaron para abrir dos capillas a ambos lados del presbiterio, por lo que el ábside se convirtió en pentagonal. Las bóvedas se sustituyeron por otras de crucería estrellada y los vanos se decoraron con motivos renacentistas. También se añadió un nuevo tramo de nave.

La última etapa constructiva, en el siglo XVIII -época barroca- supuso la transformación de las capillas laterales en naves estrechas a las que se abrieron nuevas capillas de bastante profundidad cubiertas con cúpula sobre pechinas. Se levantó la fachada occidental y la torre a los pies, de planta cuadrada, que posee cuatro cuerpos y uno octogonal rematado por un cuerpo cónico. Esta actuación alteró la fisonomía original de la torre.

En el exterior, el ábside tiene un friso de rombos que recorre la parte superior del muro por encima de los contrafuertes, enmarcado por sendos frisos de esquinillas. Toda la construcción está realizada en ladrillo a soga y tizón, y el alero de la zona correspondiente a la etapa mudéjar consta de canecillos de ladrillo en voladizo. Al exterior el tramo ampliado en el siglo XVI continúa la misma decoración de ladrillo resaltado, si bien sigue las características del mudéjar más tardío.

iglesia Híjar - Teruel

Archivos de imagen relacionados

  • iglesia Híjar - Teruel
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...