Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Foto: Carmen Barrios Corredera

28S: por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito

Descargo de responsabilidad

Los artículos de opinión o editoriales expresan la de su autor o medio, sin que la publicación suponga que el Observatorio del Laicismo o Europa Laica compartan lo expresado en el mismo. Europa Laica expresa sus opiniones a través de sus:

El Observatorio recoge toda la documentación que detecta relacionada con el laicismo, independientemente de la posición o puntos de vista que refleje. Es parte de nuestra labor observar todos los debates y lo que se defiende por las diferentes partes que intervengan en los mismos.

“Una rata que está dentro de un laberinto es libre de ir a cualquier sitio, siempre que permanezca dentro del laberinto”. Esta frase de El Cuento de la Criada de Margaret Atwood describe muy bien esa “libertad” vigilada abanderada por la ultraderecha reaccionaria, fascista y/o religiosa, que gana cada vez más espacio en las democracias liberales. 

Las mujeres feministas de los barrios de Madrid están protagonizando estos días protestas en forma de performance teatral usando El Cuento de la Criada de Margaret Atwood para llamar a manifestarse el #28S en una protesta global por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito. Han salido ya en San Blas, Latina, Getafe y Moratalaz disfrazadas de personajes de la distopía de Atwood y se pasean por las calles en silencio. 

El pasado domingo acompañé al grupo de feministas del 8M de Moratalaz mientras reproducían la performance por las calles del barrio. Mientras diez de ellas caminaban en formación, ataviadas con la indumentaria característica de los personajes de la serie, otro grupo iba repartiendo octavillas para explicar el sentido de la acción y la convocatoria de la manifestación en Madrid, en apoyo a esta jornada de lucha global por el derecho al aborto.

La comitiva llamaba la atención y producía reacciones encontradas entre los vecinos y vecinas, que iban del aplauso por la acción -sobre todo de las mujeres- al rechazo más absoluto, por parte de algunos hombres que cuando se daban cuenta de que el teatrillo era una acción reivindicativa de lucha feminista incluso levantaban la voz a las mujeres disfrazadas. Uno llegó a decir que “se aparten, que estorban en la acera”. Otro gritaba que “hasta cuando pretendemos abortar, ¿hasta los 8 meses?”, y barbaridades por el estilo. Reproducían mensajes falaces de la ultraderecha sobre el significado del derecho al aborto y sobre el feminismo, en lo que se puede apreciar cómo -de forma preocupante- está calando el mensaje del fascismo en hombres débiles, de masculinidad frágil, que no aceptan el verdadero significado de la igualdad, de la libertad y autonomía de las mujeres, para decidir sobre su propio cuerpo y sobre su presente y su futuro, en definitiva, sobre sus propias vidas.

Las mujeres feministas de los barrios de Madrid están protagonizando estos días protestas en forma de performance teatral usando El Cuento de la Criada de Margaret Atwood

Con sus acciones humildes y limpias estas mujeres nos alertan sobre el peligro de involución que supone el fascismo, que subyuga y asesina mujeres en Irán, Afganistán, Arabia Saudí, Qatar, que cabalga en los Estados Unidos haciendo retroceder derechos en algunos Estados -entre ellos el derecho al aborto-, que se ha impuesto en Hungría y en Polonia y que ahora gana posiciones de Gobierno en Suecia y en Italia ( y ojo con lo que puede suceder en Italia, donde el programa de Giorgia Meloni es especialmente agresivo hacia las políticas feministas y lgtbiq). 

En España los tenemos a las puertas. Gobiernan ya algunas Comunidades Autónomas retorciendo las leyes y entorpeciendo los mandatos constitucionales de igualdad, gobiernan la mayoría de los medios de comunicación aquilatando discursos falaces en contra de las políticas públicas feministas, tal como se puede comprobar con el continuo acoso mediático que padece la ministra de Igualdad, Irene Montero, cuyas palabras sobre la urgente necesidad de que se impelente la educación sexual en las escuelas para que los niñas y las niñas sean dueños y dueñas de sus propios cuerpos se tergiversan y confunden de forma interesada y torticera para socavar la enorme labor legislativa que está haciendo este ministerio en pro de la igualdad y de los derechos de las mujeres. 

La defensa del derecho al aborto nos compete a todas las personas que creemos en la igualdad y en la democracia. 

La comisión por el derecho al aborto ha convocado una manifestación en Madrid el día 28 a las 19h, que irá desde San Bernardo a Callao

Foto: Carmen Barrios Corredera

#28S acción global

Este 28 de septiembre está prevista una acción global por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito. Estamos convocadas. La comisión por el derecho al aborto ha convocado una manifestación en Madrid el día 28 a las 19h, que irá desde San Bernardo a Callao, para acompañar esta jornada global de lucha.

En la convocatoria del #28S se expresa: “Este 28S de 2022 tomamos las calles para celebrar las victorias de las compañeras de México, de Argentina y de Colombia, pero también para denunciar los retrocesos en derechos en Polonia o en EEUU. Formamos parte de un grito global que clama por la autonomía y el derecho a decidir sobre nuestros cuerpos y nuestras vidas”. Se reivindica mundialmente el aborto libre y seguro para no morir, educación sexual para decidir y anticonceptivos para prevenir.

En España se debate en estos momentos el anteproyecto de Ley, presentado por el Ministerio de Igualdad, que reforma la Ley de aborto vigente. Con esta reforma se avanza, ya que se elimina el período de reflexión de tres días, así como la entrega de un sobre informativo. Además, las menores de 16 y 17 años podrán ejercer su derecho al aborto sin la necesidad de autorización por parte de sus progenitores. 

Hay provincias en España en las que no se ha practicado ningún aborto en 30 años, porque en los hospitales públicos no se realizan

A pesar de estos avances legales, en España se dificulta el derecho efectivo al aborto al no poder ejercerse dicho derecho en los hospitales públicos. De hecho, hay provincias en España en las que no se ha practicado ningún aborto en 30 años, porque en los hospitales públicos no se realizan y tampoco tienen concierto con clínicas privadas para ello, con lo que las mujeres que quieren ejercer su derecho tienen que desplazarse a otras provincias.

Queda mucho camino por recorrer para que en España se pueda ejercer este derecho de forma real y con garantías. Por eso, las mujeres debemos salir el 28S a las calles, porque los avances legales en derechos deben ser efectivos, realizables, y no estar sujetos a las resistencias interesadas de grupos religiosos que presionan sin cesar a las Administraciones y de partidos políticos de derecha y ultraderecha que cuando gobiernan, como es el caso de Madrid, hacen todo lo posible por entorpecer el ejercicio de aquellos derechos legalmente conseguidos que ellos no comparten.

Los avances en derechos que consigue el feminismo sirven para agrandar el espacio de la democracia y conseguir sociedades igualitarias, más prósperas y más felices. Si, por el contrario, más de la mitad de la población no tiene los mismos derechos, carece de algo tan esencial a la persona como es decidir sobre su propio cuerpo o se desarrolla en sociedades que penalizan el hecho de ser mujer, por serlo, estaremos en sociedades autoritarias, desiguales y fascistas.

En Irán, las mujeres vuelven a estar en pie de guerra y se rebelan ante un poder que las quiere sumisas, invisibles y calladas

Las mujeres occidentales, que disfrutamos de tantos derechos de igualdad conseguidos tras décadas de luchas, podemos ver cómo esos derechos pueden ser arrebatados de un plumazo simplemente mirando a Irán. Un país con tradición feminista en el que las mujeres se convirtieron en infrahumanas de la noche a la mañana, cuando el fascismo de los Ayatolás se adueñó del espacio público, político y social en 1979, tal como recuerda estos días la periodista Nazanín Armanian, para explicar en sus artículos qué sucede en ese país, en el que las mujeres vuelven a estar en pie de guerra y se rebelan ante un poder que las quiere sumisas, invisibles y calladas. Están hartas de morir a golpes en cárceles oscuras por negarse a ocultar sus propios rostros y pelean y luchan de forma pacífica mostrando su rostro sin hiyab y cortándose el pelo. Están siendo un desesperado ejemplo de lucha y valentía por la igualdad para todo el mundo. Su grito es el nuestro. También pelean por nosotras.

Por ellas, por nosotras, por las que vendrán, debemos ser conscientes de los derechos que hemos conseguido y protegerlos, mimarlos y gritarlos al mundo. 

El feminismo es la democracia en marcha. Caminemos.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
El obispo Munilla, durante la confirmación de su cargo en la Concatedral de San Nicolás. Foto: Jose Navarro
Leer más

Un obispo convertido en pirómano

Por si tuviéramos pocos problemas entre manos, en Alicante hay que sumar algunos otros más. Y entre ellos,…
Cuadro de la Inmaculada Concepción, de Murillo. / Museo de El Prado
Leer más

La absurda Purísima

Ni el gobierno más de izquierdas de la historia ha podido mover este festivo injustificable, que refleja una…
Total
0
Share