Zapatero, un laico para avalar a una organización ultra

Interviene hoy en el Desayuno de Oración y se reúne después con la Cámara de Comercio de EE.UU.

No será la visita que esperaba, pero será la única que tenga. Cuando el presidente José Luis Rodríguez Zapatero regrese hoy a la ciudad de Washington para participar en una serie de eventos como presidente de la Unión Europea, el líder de los socialistas españoles no tendrá un encuentro privado con Obama, como había planeado, sino un desayuno multitudinario en el que, además, le tocará rezar.

Conocido como el Desayuno Nacional de la Oración, organizado por un grupo ultra fundamentalista bautizado como La Familia, el pistoletazo de salida de la visita de Zapatero a EE.?UU. hacía estos días correr ríos de tinta tanto por el marcado carácter religioso del acto como por el hecho de que un presidente laico aceptara la invitación de una organización de estas características.

Sin embargo, la elección de Zapatero como invitado principal en este desayuno podría no responder a una calculada estrategia por parte de La Familia, que habría visto en el líder de los socialistas españoles una oportunidad para lavar su imagen internacional. Así al menos lo aseguraba a La Voz el periodista especializado Jeff Shartel, autor del único libro que existe en torno a esta organización y, según el cual, «la elección de Zapatero para el acto no es para nada casual, sino que responde a la necesidad de esta organización de demostrar que son capaces de tener a un laico entre sus filas del mismo modo que antes han tratado de hacernos creer que son capaces de admitir a otro tipo de religiones».

Es más, antes que el líder socialista otras personalidades, como el cantante Bono o Benazir Bhutto hablaron también en este foro, para acceder al cual hay que pagar una entrada cuyo precio ronda los 500 dólares, y en el cual está expresamente prohibida la entrada de cámaras y micrófonos.

Rodeado de un secretismo que a veces ronda la paranoia, la incursión dentro de La Familia supondrá, sin embargo, la parte menos importante de la agenda de un presidente que una vez más tratará de convencer del futuro económico de España, y en un momento en el que el paro supera los cuatro millones de personas. Es por este motivo que Zapatero tiene prevista una reunión en la Cámara de Comercio con algunas de las empresas más importantes del país, y a la que el presidente acudirá acompañado de cuatro importantes empresarios españoles.

Como colofón, Zapatero participará además en el Atlantic Council, un foro dedicado a las relaciones trasatlánticas y en el que el presidente ejercerá como representante de la UE con un discurso en el que abogará por el fortalecimiento de los lazos entre EE.?UU. y Europa, y pedirá una mayor colaboración en temas como el medio ambiente, Oriente Medio o la lucha contra el cambio climático.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...