Zapatero: «El Vaticano, siempre que puede, me ataca»

El presidente del Gobierno reconoce que en la Iglesia católica «no están muy contentos» con él

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoce que en la Iglesia católica "no están muy contentos" con él y su gestión y que prueba de ello es que "El Vaticano, siempre que puede" le lanza "alguna invectiva".

Así lo afirma el jefe del Ejecutivo en una entrevista con ciudadanos que publica este domingo el suplemento El País Semanal.

En el encuentro, Rodríguez Zapatero dice que se mantiene una relación con la Iglesia porque ésta "tiene una penetración, una fuerza mayoritaria. Eso, añade, se mantiene a través de los acuerdos económicos, básicamente".

En este sentido, el presidente del Gobierno considera que la Iglesia católica desempeña "un papel porque en parte tiene apoyo social" y "tienes que respetar esa presencia". "Otra cosa es que muchas cosas que dicen a mí no me gusten", apostilla.

"Sería mejor que fueran más moderados"

Rodríguez Zapatero sostiene que a las leyes que han impulsado su Gobierno desde la Iglesia se "han enfadado más con unas que con otras", pero que al mantenerlas han afirmado "la supremacía del poder civil de una manera clara", asegura.

Sobre esta actitud de la jerarquía eclesiástica, el presidente del Gobierno dice que "si detrás no hubiera un peso social, ellos no tendría esa actitud". "Si fueran un poco más moderados en las tesis que defienden, pues sería mejor", concluye.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...