Zapatero decidió personalmente mantener los funerales de Estado

El presidente se compromete a ampliar la ley del aborto en esta legislatura

Fue el propio presidente, José Luis Rodríguez Zapatero quien corrigió en medio del Congreso del PSOE la propuesta elaborada por la dirección para, en su marcha hacia el laicismo, retirar los símbolos religiosos de los espacios públicos y suprimir los funerales de Estado. Zapatero admitió lo primero pero tachó lo segundo horas antes de que fuera a ser votado por los delegados.

Los funerales de Estado "son un derecho de las familias que el Estado pone a su disposición", explicaron fuentes del entorno del presidente del Gobierno para justificar la rectificación. Explican que la mayoría quiere que en caso de desgracia sus seres queridos sean despedidos con la solemnidad que confieren los actos religiosos. Estos interlocutores gubernamentales, no obstante, restan importancia a esta supresión porque no altera el objetivo de la dirección del PSOE, cual es, el avance en la laicidad del Estado.

La primera redacción, de la dirección del PSOE y que adelantó este periódico, señalaba "los retos" pendientes para consolidar esa laicidad y citaba, "la desaparición de la confesionalidad que pervive en espacios y prácticas de las instituciones públicas, como es el caso de los funerales de Estado o de símbolos religiosos en los espacios públicos".

Sobre el otro punto, la desaparición de los símbolos religiosos, decía: "Se hará de acuerdo con el sentir general de la ciudadanía, porque no es propósito de los socialistas actuar por imperativo legal sino dirigir y acompañar esta evolución de la sociedad".

Pero antes de que se produzcan avances nítidos en esta materia habrán tomado cuerpo legal otras de las resoluciones aprobadas en este 37º Congreso, elaboradas por Ramón Jáuregui, que ha plasmado en media docena de documentos materias que nunca habían quedado por escrito.

"Apoyamos la revisión y la elaboración de una nueva ley que recoja las experiencias más innovadoras de las leyes europeas de indicaciones y plazos sobre el aborto", dice el texto aprobado, con respaldo de Zapatero, y del que fue ponente Carmen Silva, portavoz en el Senado. ¿Eso quiere decir que el PSOE avala una ley de plazos? Sí, respondió Silva.

Hoy, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, recibe a varios colectivos, entre ellos el No Nos Resignamos, para escuchar sus demandas sobre una nueva ley de aborto que ofrezca más garantías.

Después de la primera reunión de la Ejecutiva Federal, Zapatero se comprometió a plasmar en leyes todas las propuestas de reforma aprobadas en el 37º congreso. Dijo sí a la de interrupción voluntaria del embarazo, a la regulación del derecho a una muerte digna y al voto de inmigrantes en las elecciones municipales. "Lo vamos a hacer y lo haremos pronto, en esta legislatura". El voto de los inmigrantes requerirá acuerdos de reciprocidad con sus países, y es seguro que para las elecciones municipales de 2011, con algunos se habrá conseguido.

Seguramente, la nueva ley del aborto estará en 2010, según fuentes gubernamentales. El derecho a una muerte digna, empezará con la coordinación entre comunidades autónomas del testamento vital y de los cuidados paliativos.

En primera fila le escuchaban el vicesecretario general, José Blanco; la secretaria de Organización, Leire Pajín, y el portavoz parlamentario, José Antonio Alonso. Casi perplejidad demostró Zapatero al saber que las reformas anunciadas suponen para el PP la demostración de su radicalismo: "Llaman radicalismo a lo que es democracia, derechos que existen desde hace años en países gobernados por el centro derecha".

La sustituta de Pajín

La sustitución de Soraya Rodríguez por Alfonso Morán en el área de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Ejecutiva Federal del PSOE causó cierta extrañeza, al ser la diputada y portavoz de Medio Ambiente en el Congreso de los Diputados una de las políticas más reconocidas por José Luis Rodríguez Zapatero.Sin embargo, el presidente del Gobierno tenía preparado para ella otro destino: sustituir a Leire Pajín en la Secretaría de Estado de Cooperación. Zapatero le ofreció a la política vallisoletana (eurodiputada hace dos legislaturas), durante el congreso celebrado el fin de semana, el cargo dejado por la nueva secretaria de Organización.Rodríguez también forma parte del comité federal, junto a las secretarias de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, y de Política Iberoamericana, Trinidad Jiménez.

Los compromisos

– Aborto. "Apoyaremos la revisión y la elaboración de una nueva ley que recoja las experiencias más innovadoras de las leyes europeas de indicaciones y plazos".

– Inmigración. "El PSOE impulsará los acuerdos para el ejercicio del derecho al voto en las elecciones municipales de aquellos ciudadanos extracomunitarios que sean residentes estables".

– Muerte digna. "En los próximos años se debería abrir el debate para solicitar a los profesionales una intervención más activa en el derecho a una muerte digna".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...