Y dale con imitar al Papa

El sentido del humor de la Santa Sede está a prueba tras las protestas llegadas desde ambientes vaticanos. El motivo es que, rompiendo todos los tabúes, la radio y televisión italianas han imitado por primera vez a Benedicto XVI y a su secretario personal, George Genswein.Y dale con imitar al Papa

 

La Santa Sede no se ha expresado oficialmente sobre estas imitaciones y "nunca lo hará", según el portavoz de la sala de prensa, Federido Lombardi, pero en los ambientes vaticanos parece que estas imitaciones no gustan para nada.

El límite del sentido del humor del secretario del Papa, Genswein se conoció el pasado martes cuando, rompiendo su habitual silencio y discreción, pidió que se detuvieran "inmediatamente" las imitaciones, tanto las que hacen de él como las del Pontífice en la radio y televisión italianas.

Mientras, el país que acoge al pequeño estado pontificio, se encuentra completamente dividido entre aquellos que piden más sentido del humor en el Vaticano y defienden la sátira a ultranza, y los que piensan que una cosa es una imitación y otra, la ofensa.

ROMPEDORES DE TABÚES

Lo cierto es que por primera vez en Italia, excepto alguna que otra imitación en el pasado de la voz del papa Juan Pablo II, se realiza una parodia del Papa.

Cada semana, el cómico Maurizio Crozza realiza un programa en la televisión La7 con diferentes personajes, entre ellos Benedicto XVI.

También el famoso cómico Rosario Fiorello tiene entre sus personajes a un atlético secretario Genswein -es sabido que juega habitualmente a tenis-, más preocupado por sus actividades deportivas y ociosas que de las propias de su cargo. El espacio es el programa estrella de la cadena 'Viva Radio 2', que se emite todos los días en la emisora nacional.

Genswein, de 50 años, ha señalado que "nunca ha visto ni verá" esos programas, que "son poco constructivos". El responsable de la Cultura del Vaticano, Paul Poupard, ha reconocido que "no ve la televisión italiana", pero que de lo que le han contado

"se ofenden la persona y los valores cristianos".

CELOS DE PAPA

Lo que no han visto o no han querido ver los prelados de la Santa Sede es al cómico Crozza vestido de Papa y representando a un Benedicto XVI con un fuerte y marcado acento alemán, que da órdenes a sus colaboradores en tono militar y a quien no le gustan las comparaciones con el anterior pontífice Juan Pablo II.

En uno de estos números, Benedicto-Crozza se enfada con los colaboradores que le han escrito el discurso del Angelus dominical porque tiene que volver a elogiar al "tan querido por todos Karol Wojtyla".

"¿Por qué tengo que salir a hablar de Wojtyla? Es como si Alex Del Piero tuviera que hablar de Michelle Platini",

dice Benedicto-Crozza usando la metáfora futbolística para comparar a los dos papas.

ZAPATERO EN LA PARODIA

En las parodias, Benedicto-Crozza protesta porque no quiere ir vestido siempre de blanco o confunde la frase 'Pax en la Tierra' con 'PACS', los Pactos Civiles de Solidaridad (Pacs), que regulan la unión de las parejas de hecho.

"¿PACS en la Tierra?, ¿pero quién me ha escrito este discurso, Zapatero?",

exclama el imitado Papa Joseph Ratzinger en una de estas escenas.

TAMBIÉN EN LA RADIO

Mientras, en la radio, el personaje de más éxito este año es "el secretario George", imitado por Fiorello, a quien cada día llaman por teléfono y le interrumpen "no sus oraciones" sino la práctica de una de sus múltiples actividades, desde tiro al plato, al kárate o mientras organiza el partido de "fútbol sala" con los cardenales Tettamanzi y Tonini,

"que a veces durante el partidillo entran demasiado duro".

A pesar de que el secretario del Papa no se ha tomado demasiado bien la imitación, el Genswein de Fiorello afirmó tras la polémica en uno de los números, que en el Vaticano gusta la parodia porque la "sonrisa acerca la fe a los cristianos y sonreír no puede ser nunca pecado".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...