Xàbia duda si pleitear ante la Iglesia por la propiedad de Sant Bertomeu

Un informe jurídico señala que el Ayuntamiento tiene serias dificultades para reclamar la titularidad del templo gótico

El Ayuntamiento de Xàbia tiene serias dudas de emprender una batalla legal contra el Arzobispado por la titularidad de la iglesia fortaleza de Sant Bertomeu. Ayer, los portavoces de todos los partidos políticos se reunieron con el catedrático que ha analizado las posibilidades que tiene el municipio de recuperar la potestad del templo y las explicaciones del letrado les pintaron un negro panorama.
Además, según comentaron fuentes municipales, el tema no parece quitar el sueño al ejecutivo. Sobre todo a Bloc Centristes, que según las mismas fuentes actúa «como si el asunto no fuera con ellos». Solo terció el portavoz del PP, Juan Carlos Generoso, quien insistió en tomarse unos días de reflexión antes de tomar una decisión en firme.
Será este mismo jueves cuando, tras consultarlo con sus partidos, se vuelvan a reunir los concejales para discutir si vale la pena gastar dinero en un pleito que el experto les ha vendido de antemano prácticamente como perdido.
Después, la decisión podría tener que ser refrendada en un pleno, puesto que hay en vigor un acuerdo unánime del pasado año por el que la corporación se comprometía a utilizar todas las vías legales para revertir la inmatriculación que se hizo el Arzobispado de Valencia del edificio más emblemático del patrimonio local.
Una inscripción que se realizó en agosto del pasado año en secreto a través de un artículo de la Ley Hipotecaria que favorece a la Iglesia católica y que, pese a que hay serias dudas sobre su constitucionalidad, sigue en vigor. La maniobra la descubrió el PSPV local y tras trascender a la opinión pública, encendió una gran polémica en el municipio, llegando a surgir una asociación en defensa del patrimonio.
Fue en este clima de opinión en el que la corporación prometió una defensa acérrima del patrimonio municipal (el templo estuvo catalogado en el inventario de bienes públicos hasta los años 60). El paso del tiempo y que el Arzobispado rectificó las escrituras para poner el templo a nombre de la «Parroquia de Xàbia» suavizó los ánimos en algunos sectores, que no todos.
Y ya como estocada final a la «batalla legal» que prometían las autoridades llegó el informe del catedrático especializado que, tras ponderar todos los documentos en posesión del Ayuntamiento, convino que el pueblo tiene pero que muy difícil acreditar la propiedad del edificio de estilo gótico isabelino que sirvió de fortaleza durante algunos años.
Tolerancia
El análisis del letrado refrenda que desde que desapareciera del catálogo municipal (1961) el Consistorio xabiero no ha presentado ninguna clase de reclamación o acción jurídica como legítimo dueño. Al contrario, ha hecho gala de una tolerancia total cuando la parroquia ha actuado como propietario e incluso podría haberla reconocido sin querer como dueña del templo al concederle subvenciones a su nombre destinadas a los gastos o mantenimiento del edificio.
Y en esas han pasado 30 años, el plazo para que un organismo se pueda escriturar por «usucapion», es decir por uso continuado, algo que seguro intentará la Iglesia en el caso en que se anule el registro realizado por la ley hipotecaria.
En caso de pleito, como remarca el catedrático, el juzgado demandará todos los datos «específicos» que ayudan a saber quién es el dueño de cualquier edificio: quién asume los gastos que origina su mantenimiento, quién ha pedido permiso en caso de hacerse una obra, quién tiene las llaves y decide cuando se abre y cierra o a quién se le pide permiso para realizar cualquier actividad en su interior.
Y ahí, el Ayuntamiento de Xàbia tiene todas las de perder frente a la parroquia. Porque cuando el abogado se pregunta de qué manera ha manifestado en los últimos años el Consistorio su posesión de la iglesia de Sant Bertomeu, la respuesta es «de ninguna manera».
El informe jurídico deja claro que a la hora de enfrentar un pleito se necesitan datos contrastables y para nada basta presentar como prueba «una actitud subjetiva de tener algo como propio y menos cuando no se trata de una entidad subjetiva como es «el pueblo» de Xàbia.

Archivos de imagen relacionados

  • IglesiaXabia1008
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...