Wifi gratis en la Iglesia, la idea desesperada para salvar la fe cristiana en Alemania

A riesgo de sonar profano, pronto será posible conectar directamente con Dios en Alemania. La Iglesia Católica del país está un poquito desesperada por conseguir fieles, pues ven que los números de jóvenes y de feligreses, en general, está bajando de forma muy peligrosa durante los años. Su táctica, todo hay que decirlo, es muy original y progresiva: ofrecer Wi-Fi gratis a quienes vayan a la Iglesia.

Resulta que esta región cuenta con tan solo un 8% de población que se considere creyente, lo que incluye otras religiones además de la católica. En otras palabras, hay un 92% de ateos o agnósticos, lo que no sienta nada bien de por sí y lo que, sumado a unas estadísticas que auguran que el cristianismo será la religión minoritaria en Alemania en 20 años, pinta una panorama negrísimo para la Iglesia.

Y la solución parece ser el Internet gratis.

En un movimiento soberanamente luterano, porque se aproxima el 500 aniversario de la Reforma Protestante, las iglesias alemanas han urdido un plan para recuperar a fieles: dar Wi-Fi gratis alrededor de las iglesias de Alemania del Este. Y como dios manda que el marketing sea impecable en esta clase de asuntos, han llamado a los puntos de acceso Godspots, un juego de palabras entre las palabras inglesas God (Dios) y Hotspot (un punto de conexión a internet) dando como lugar a un juego de palabras que podría traducirse al castellano como «punto de conexión con Dios» .

El proyecto se desarrollará en unas 220 iglesias tanto en Berlín como en alrededores, y de funcionar, planean conectar un total de 3.000 edificios, tanto sagrados como centros comunitarios e instituciones eclesiásticas.

Citando a Chris Heil, un portavoz del proyecto, «La gente no es menos espiritual que antes, pero el punto de la Reforma es que la iglesia tiene que evolucionar continuamente. Del mismo modo que la gente miraba las torres de las iglesias y escuchaba a las campanas como si fueran relojes, queremos demostrar que los edificios pueden ser un lugar para la comunicación«.

Más allá de lo cómico que pueda ser el asunto y de lo divertido que será comprobar las webs que están capadas por el cortafuegos de la Iglesia, garantizar puntos de acceso gratuito a Internet en Alemania es algo brillante. Pese a lo avanzado del país en otros temas, en lo que a Wi-Fi gratis, es un yermo apocalíptico. Según un estudio realizado por eco, tan solo hay 15.000 puntos de acceso gratuito, en torno a 10.000 personas por punto. En EEUU, hay cinco veces más puntos por persona; y en Reino Unido, 28 veces más.

Si los Godspots se expanden tanto como están prometiendo hacerlo, serán de los principales proveedores de este tipo de conexiones gratuitas de todo el país. La culpa de que esto sea así la tiene la rígida legislación alemana. La llamada Störerhaftung hace responsable al propietario de la conexión de Internet o del punto de acceso de cualquier actividad ilegal llevada a cabo en él, sea uno mismo o un desconocido que ha entrado sin permiso. Las multas, puesto que Alemania también es muy estricta con su legislación de copyright, giran en torno a los 2.000 euros por infracción.

Así están las cosas en Alemania: la iglesia protestante está avanzando a más velocidad (de Internet, si todo va bien) que el gobierno. Y aunque los trámites para ‘aflojar’ la Störerhaftung van por buen camino, parece que el aniversario de La Reforma vendrá con un montón de conexiones gratuitas a Internet bajo el brazo. Ojalá alguien clavando routers en las puertas de las iglesias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...