Wert negoció con la Iglesia su reforma educativa

La jerarquía católica consiguió que los alumnos que renuncien a Religión tengan una asignatura de ética alternativa

El Ministerio de Educación ha planeado una reforma educativa a gusto de la Iglesia católica, de hecho, esta ha conseguido la que era una de sus históricas reivindicaciones. Los alumnos que no elijan religión como asignatura tendrán que estudiar una materia alternativa, Valores Culturales y Sociales, en Primaria, y Valores Éticos, en Secundaria. Además, el clero ha conseguido que se eliminara finalmente Educación para la Ciudadanía.El Ministerio reconoció la negociación

Según El País, al Ministerio de Educación, que dirige José Ignacio Wert, le cuesta admitir que ha mantenido contactos con la jerarquía eclesiástica con motivo de la reforma educativa. Pero ha terminado reconociendo que la secretaria de Estado Montserrat Gomendio se ha reunido con responsables de la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis, aunque no se hizo público estos encuentros a diferencia de otros mantenidos con otros sectores.Los interlocutores de Wert

El Ministerio tiene como interlocutores por parte de la Iglesia a la Conferencia Episcopal y la Confederación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos y Padres de Familia (Concapa). También, a la patronal católica FERE, que mantiene una actitud pragmática y centra su atención en la reivindicación de los conciertos educativos, que también se benefician con la reforma de Wert.

Ganar clientela para la Iglesia
El exsecretario de Estado de Educación del anterior Gobierno socialista Mario Bedera, en declaraciones a El País ha considerado que la existencia de una materia alternativa a Religión “es una forma de ganar clientela” para la Conferencia Episcopal.

Caída de adeptos a Religión
El objetivo es evitar la caída de adeptos a la Iglesia. Entre el curso 2000-2001 y el 2009-2010, se registró un descenso de más de ocho puntos en la selección de Religión como asignatura, según los datos del Ministerio de Educación. En primaria, se pasó en una década del 83,32% de matriculados en Religión al 74,19%. En secundaria, del 63,71% al 54,39%. Y del 47,68% al 41,14% en bachillerato. La caída es mucho mayor en la pública y a medida que los chicos crecen y ganan libertad para elegir.

La batalla por Bachillerato
La Iglesia da la batalla ahora porque en la etapa de Bachillerato gane peso Religión. El Ministerio que dirige José Ignacio Wert ha decidido ahora situar esta materia entre las 11 asignaturas optativas de esta etapa no obligatoria. De esas 11, los alumnos deben elegir dos o tres. Pero el clero no está conforme y pretende que la asignatura tenga una atención especial.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert esta semana durante una comparecencia. EFE

Archivos de imagen relacionados

  • wert ministro educacion PP 2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...