¡Viva la separación de las Iglesias y del Estado en Bolivia!

La Federación Nacional de la Libre Pensée francesa saluda a la República Boliviana con alegría y emoción. Alegría porque el pueblo boliviano acaba de aprobar una nueva Constitución por el 60 % de los votos, y esto aunque cuatro provincias de las once hayan votado en contra, lo que traducía sus veleidades separatistas.

Cuando el 25 de enero 2009 el Presidente Evo Morales declaró « Hoy nace una nueva Bolivia con igualdad de oportunidades para todos los bolivianos. Aquí se acabó el Estado colonial ». No hacía más que expresar el deseo de cambio profundo del pueblo boliviano, el más pobre de América del Sur, pero cuyo subsuelo contiene inmensas riquezas petroleras y mineras de las que hasta ahora no se ha beneficiado.

En un país que, como todos los países suramericanos no ha conocido descolonización, esta Constitución va a traer una verdadera independencia política y económica.

No fue sin dificultades y violencias ya que las fuerzas reaccionarias han pesado con todo su poder. Hasta el punto que la Asamblea Constituyente ha tenido que abandonar Sucre, la capital constitucional, para refugiarse en la ciudad minera de Oruro donde pudo trabajar con seguridad, bajo la protección de los jóvenes, los campesinos y los mineros.

Emoción, porque esta nueva Constitución comporta unas disposiciones que la Libre Pensée no puedo sino aprobar :
- prohibición de las bases militares extranjeras
- reconocimiento de diversos tipos de propiedad, entre ellas la propiedad comunitaria, y limitación para el latifundio.
- prohibición de la alienación de recursos naturales en provecho de potencias, empresas o personas extranjeras, alienación que será considerada en adelante como un crimen.

Emoción también porque esta nueva Constitución separa las Iglesias del Estado. Bolivia sera entonces el primer Estado de América el Sur en adherirse constitucionalmente al principio de laicidad, ya que Méjico hace parte de América del Norte. Bolivia abre un camino para todos los pueblos de Latinoamérica.

Hay que dar toda su importancia a lo que esa decisión representa en términos de convicción y determinación. Hay que estar convencidos del peso de esa medida en un continente dominado desde 1492 por la Iglesia católica. Hay que considerar el valor ejemplar de este voto popular, ya que no fue una Asamblea la que tomó la decisión sino un pueblo entero que democráticamente decidió en cuanto a la Iglesia y el Estado, según la vieja fórmula « cada uno en su casa

Los demás Estados suramericanos intentan con muchas dificultades tender hacia la laicidad, luchar contra las fuerzas de la reacción, publicar manifiestos y estudios. Bolivia ha tomado una decisión. Ello no impidió que el ex-presidente, de derechas, declarara que esta Constitución era « un pedazo de papel que vale tanto como papel higiénico usado » Estas palabras dicen mucho de las resistencias encontradas por los constituyentes. Dice mucho de su determinación.

Muy justamente también dijo el Presidente Morales después del escrutinio : « Es una gran alegría para mi y para todo el movimiento popular, campesino y obrero »

Esa alegria inmensa y esa gran emoción las comparte la Federación Nacional de la Libre Pensée de Francia ya que lo interpreta como la realización de uno de sus ideales en un país tan lejos geográficamente pero cercano por el sentir.

Que sepan el Presidente Morales y el pueblo boliviano que los Librepensadores franceses comparten su alegría y que la Federación Nacional de la Libre Pensée siempre estará de su lado en el combate para la instauración y la defensa de la laicidad.

Paris, 16 de febrero 2009

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...