Violaciones, discriminación y acoso, la dura realidad de los cristianos en Bangladesh

El gobierno se declara laico pero oficialmente hay un estado islámico. Grupos extremistas persiguen a cristianos, sobre todo a los conversos.

Bangledesh tiene en teoría un gobierno laico pero en la práctica es un estado islámico donde ejercen influencia grupos extremistas, mientras la comunidad cristiana sufre la dura realidad de la persecución: violaciones, discriminación en las escuelas, presión en los comercios e incluso asesinatos. 

Según el informe de World Watch, el islamismo radical y el totalitarismo de ‘Paranoia’ oprimen a los cristianos de este país, cuya constitución recoge la libertad religiosa. Pero en la práctica, los grupos radicales intentan que el gobierno modifique la constitución para establecer la Sharia (la ley islámica), y hacen huelgas y bloquean infraestructuras para matar a personas. Imanes y grupos islámicos acosan sobre todos a los cristianos conversos: persiguen a sus familias y a vecinos. 

La conversión no está prohibida por ley en Bangladesh, pero la realidad si lo castiga. Cristianos han tenido que cerrar tiendas y negocios,  los hijos de los conversos sufren discriminación en clase y en muchos casos ocultan su credo para evitar la violencia. La persecución puede acabar en asesinato, como el que sufrió el pastor Arun Kanti Chakma en Khagrachori. 

El informe describe un clima de opresión y humillación: al menos cinco iglesias han sido destrozadas y dos escuelas han sufrido daños serios; en ocasiones los creyentes sufren secuestros, la violencia; niñas son víctimas de violaciones o forzadas a casarse. También, la opresión puede alcanzar el techo del hogar, puesto que los nuevos creyentes pueden ser expulsados de su familia.

Bangledesh

Archivos de imagen relacionados

  • Bangledesh
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...