Víctimas de pederastia clerical en México pedirán acceso a expedientes de la Iglesia

Ante la eliminación del secreto pontificio, que anunció el martes pasado el papa Francisco, víctimas de pederastia clerical pedirán acceder a los expedientes que tiene la Iglesia católica sobre sus casos.

Jesús Romero Colín, quien denunció al ex sacerdote Carlos López Valdés –ya sentenciado–, expuso que reiteradamente la Iglesia le ha negado información sobre la investigación que realizó contra el prelado bajo el amparo del secreto pontificio.

Con la presente disposición, señaló, solicitará de nueva cuenta su expediente. El documento es muy importante, ya que contiene testimonio de más víctimas, de sacerdotes involucrados. La investigación señala a muchas personas que encubrieron a este sujeto durante años.

En entrevista, reconoció que es un gran paso del papa Francisco cambiar la norma, pero su verdadera importancia se reflejará cuando el clero la acate.

Confió en que con la eliminación del secreto pontificio también se exponga la información de los abusos sexuales que cometió el cura Fernando Martínez –integrante de la congregación Legionarios de Cristo– contra menores que estudiaban en el Instituto Cumbres de Cancún, Quintana Roo, en la década de los 90.

Romero Colín recordó que el informe que presentó el grupo católico, en noviembre pasado, no expone a los responsables que encubrieron el delito.

Por su parte, Felipe Gaytán, especialista en asuntos religiosos, consideró que la norma tendrá poco eco en México y en otras naciones, dado que algunos de sus integrantes podrán tomar sus reservas para aplicarla. Además, dijo, los casos que se denunciaron a través del secreto de confesión será difícil que se transparenten.

Julián Cruzalta, fundador de Católicas por el Derecho a Decidir, destacó que con la nueva norma de la Iglesia católica se logrará terminar con la impunidad que existe en la institución.

Antes, recordó, las víctimas no sabían qué pasaba con sus agresores y los obispos no brindaban información a la autoridad civil.

En otro tema, ante la iniciativa de la senadora por Morena Soledad Luévano de reformar la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público y que plantea eliminar la separación de Estado e Iglesia, tanto Cruzalta como Gaytán se pronunciaron en favor de que se respete la laicidad del país.

Gaytán subrayó que es necesario que los legisladores y el gobierno federal respondan qué entienden por Estado laico. Indicó que pareciera que se intenta generar una idea de separación que terminará siendo pluriconfesional, porque todos van a participar, pero qué expresiones de fe serán incluidas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...