Víctimas de abusos en Argentina elevan informe denunciando la Iglesia ante la ONU

Las víctimas de abuso sexual por parte de dos sacerdotes en un instituto católico de la provincia argentina de Mendoza (oeste) presentarán en febrero un informe con duras acusaciones contra la Iglesia católica ante las Naciones Unidas, informó este lunes a Efe el abogado Lucas Lecour.

El informe que cuestiona la actuación eclesiástica en el caso del Instituto Antonio Próvolo de Mendoza será entregado al Comité contra la Tortura de Naciones Unidas y al Comité de Derechos del Niño, que ya en 2014 emitieron una serie de recomendaciones para que la Iglesia colaborara en las investigaciones de la Justicia ordinaria en las causas por abuso sexual.

VÍCTIMAS ACUSAN A LA IGLESIA CATÓLICA DE ENCUBRIMIENTO

El abogado anticipó que el informe detallará «cómo en el caso Próvolo todas estas recomendaciones que se hicieron en 2014 ninguna se ha cumplido: se sigue encubriendo a los autores, se sigue negando la colaboración a la Justicia, se sigue negando la indemnización y la reparación adecuada a las víctimas».

Ambos comités de las Naciones Unidas habían recomendado al Vaticano que colaborara con la Justicia y evitara el encubrimiento y el traslado de los curas acusados por abuso sexual, «que es la práctica que ha tenido generalmente la Iglesia católica en estos casos», sostuvo Lecour.

El letrado subrayó que el documento buscará demostrar que a pesar de las recomendaciones de Naciones Unidas, «el Estado del Vaticano continúa actuando de la misma manera que lo venía haciendo antes».

DURA CONDENA JUDICIAL POR ABUSO SEXUAL

La Justicia argentina condenó en noviembre pasado a penas de 42 y 45 años de prisión a los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, respectivamente; y de 18 años al jardinero Armando Gómez por abusos sexuales a alumnos con discapacidad auditiva en el Instituto Próvolo.

Las tres personas fueron declaradas culpables de diversos delitos sexuales, con diversos agravantes por tener a su cargo a los menores, en un total de 25 casos sucedidos en el instituto.

La investigación del caso comenzó a finales de 2016, cuando un exalumno hipoacústico -que actualmente tiene 19 años- del instituto de la localidad mendocina de Luján de Cuyo y cerrado desde diciembre de ese año, denunció haber sufrido abusos en el centro por parte de Corbacho cuando tenía 5 años.

También fue condenado el monaguillo Jorge Bordón, quien confesó en 2018 durante un juicio abreviado que fue autor de once abusos y tendrá que cumplir diez años de prisión.

El instituto Próvolo cuenta con una sede en Verona (Italia), donde en 2009 un grupo de 67 exalumnos denunció abusos por parte de varios sacerdotes, entre los que se encontraba Corradi, oriundo de la ciudad italiana, según testimonios como el de Ana Franchetto, quien afirmó que el cura condenado le «arruinó la vida».

En 2014, una delegación de antiguos alumnos sordos del centro italiano se reunió con el papa Francisco en el Vaticano para entregarle una carta con los nombres de los 25 sacerdotes presuntamente pederastas que había en ese lugar y alertando de la presencia de Corradi y otros religiosos en Argentina.

REUNIÓN DE VÍCTIMAS DE ABUSOS SEXUAL EN ROMA

El próximo 14 de febrero viajarán cuatro de las víctimas del Instituto Próvolo de Mendoza y dos abogados a Ginebra, donde presentarán el informe ante los comités de las Naciones Unidas, y luego partirán a Roma, donde participarán en una reunión de víctimas de abusos sexuales perpetrados por eclesiásticos en todo el mundo.

«Queremos que esto genere la incidencia suficiente en el Vaticano, como también en la Argentina y el resto del mundo, de que estos casos no se pueden encubrir más y que la obligación de la Iglesia es reparar a las víctimas», sostuvo Lecour.

El abogado consideró que «no pueden seguir actuando como están actuando, tratando de salvar las arcas de la Iglesia a costa de las víctimas, tratando de salvar la institución a costa de las investigaciones penales que se están llevando adelante y que haya realmente tolerancia cero a los abusos sexuales eclesiásticos».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...