Verdad, justicia y reparación

Hoy, día 9 de Diciembre, se celebra el día internacional del laicismo. Es una fecha señalada porque el 9 de diciembre de 1905, por primera vez en la historia, la separación de la iglesia y el Estado alcanzó rango de ley, al aprobarse en la república francesa las leyes de la laicidad, pero sobre todo para nosotros y nosotras ciudadanos españoles porque el 9 de Diciembre de 1931 se aprobó la constitución de la II República Española en la que se establecía una clara separación iglesia/Estado. Y fue durante la IIª República la única vez en la historia de España en que el Estado fue laico.

El laicismo es tolerancia y libertad en la medida que trata de alcanzar un Estado verdaderamente democrático, donde todos y todas los ciudadanos y ciudadanas sean tratados por el Estado en pie de igualdad, sin privilegio alguno ni por razones de rango, ni de sexo, ni de ideología ni de creencia y que se resume en nuestro lema: Igualdad para todo/as privilegios para ninguno/a

Europa Laica, cuya representación en Asturias ostenta Asturias Laica dedica este año el día internacional del laicismo, a todas las victimas que dieron su vida por la libertad de Conciencia.

¿Que más se puede dar por la libertad que la propia vida? Es el acto de generosidad supremo.

Cuando el gobierno del PP y sus aliados de la derecha mantienen en el más cómplice silencio las justas reclamaciones de los familiares de las victimas de la guerra civil, incluso efectuadas por organismos internacionales como la ONU y haciendo burla de los jueces que intentan aplicar al genocidio español la justicia internacional. Mientras el PSOE se da por más que satisfecho con la ley de la memoria histórica que nada ha resuelto y otras nuevas fuerzas políticas hoy en ascenso ignoran totalmente el problema considerando que la mejor manera de abordar el pasado es el olvido.

Europa Laica/Asturias Laica desea hoy rendir homenaje a todas aquellas victimas y reconocer las penalidades que están pasando los familiares para que sean recuperados sus restos y la dignidad de su memoria. Nosotros con ellos no olvidamos que dieron su vida porque defendieron la libertad de conciencia y una España Democrática y que fueron vilmente asesinadas por un fascismo violento que se levantó contra el Estado legítimo y democrático de la II República.

Aquí y ahora queremos darle nuestro apoyo, el reconocimiento y el aliento a su justa causa.

La democracia no se puede construir sobre la vergüenza del silencio y el olvido. Eso no es un estado democrático porque de nuevo divide a los ciudadano/as entre los que merecen homenajes y reconocimientos y los vilipendiados y arrojados a la vergüenza del olvido a quienes deberían ser reconocidos como verdaderos héroes de la democracia.

No es el mejor camino en la educación, mantener a nuestros jóvenes en la ignorancia de lo sucedido. Los padres deberían entender que no es la ignorancia sino el conocimiento el que ayudará a evitar sufrimientos a sus hijos. La historia que es la gran maestra de la vida solo puede enseñar grandes lecciones sobre la misma si se conoce y reconoce la verdad sobre el pasado.

Honor y reconocimiento a todo/as los que dieron su vida por la Democracia y la libertad de Conciencia.

Unimos nuestra voz a la de todas y todos aquellos que exigen: «Verdad, justicia y reparación».

FOTO: José Luis Iglesias se dirige a los asistente al acto de homenaje a los que dieron su vida en defensa de la libertad de conciencia, acto celebrado en el cementerio civil de Gijón el año 2013.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...