Vecinos y Plataforma recaudan fondos para pagar la multa al alcalde de Garisoain

Los vecinos de Garisoain y la Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro quisieron ayer mostrar su solidaridad y apoyo al presidente de este concejo, Javier Ilzarbe, que como se recordará ha sido absuelto tras la denuncia presentada por el párroco, que aseguraba que el primer edil colocó una pancarta que insultaba al Arzobispado. Una comida sirvió ayer para sufragar el importe de la multa de 400 euros que se ha interpuesto al edil por no permitir en un primer momento que la Policía Foral quitase la pancarta.

La Plataforma en Defensa del Patrimonio Navarro quiso estar ayer presente en este acto representada por su presidente, Pedro Leoz, así como por otros integrantes como Isi Caballero, Carlos Armendáriz y Pascual Larumbe. A ellos se sumaron vecinos de Garisoain, así como concejales y vecinos de otras localidades de la zona.

Pedro Leoz e Isi Caballero, de la plataforma, señalaron que “hemos querido estar presentes y colaborar dentro de nuestras posibilidades para apoyar a Javier y al pueblo, que el pueblo se sienta apoyado”. Para Leoz y Caballero, “lo curioso es que el Arzobispado está atacando a los pueblos pequeños. Esto es otro David contra Goliat pero en este caso, este gigante tiene muchos millones, muchos curas y mucho poder. Es vergonzoso”.

Estos integrantes de la Plataforma en Defensa del Patrimonio indicaron que “el problema es que en muchos pueblos no se tiene conciencia del problema tan grave, la dimensión económica que tienen todas las inmatriculaciones que está haciendo la Iglesia”.

Absuelto
Como se recordará, el párroco de Garisoain denunció al alcalde el pasado 4 de septiembre por haber colgado supuestamente, durante las fiestas patronales, una pancarta en la calle Mayor de la localidad en la que se podía leer Arzobispado ladrones, Elizakoak lapurrak, en relación con el litigio que mantienen el concejo y la Iglesia por la propiedad de una ermita. Sin embargo, el juez consideró que no existía ninguna prueba de cargo ni testigos directos de que el presidente del concejo fuera el responsable de colgarla, por lo que le absolvió. Ilzarbe, que negó en todo momento que él hubiese colocado la pancarta, sí ha sido condenado a una multa de 400 euros por impedir en un primer momento que agentes de la Policía Foral la retirasen.

Para el alcalde de esta pequeña localidad de Guesálaz, la denuncia del párroco es una “represalia” ya que el Concejo inmatriculó a su nombre la ermita de El Pilar.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...