Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Vecinos de Topares se desplazan a Caravaca para asistir a misa por un conflicto sobre la inmatriculación de su centro social contra su párroco

Vecinos de la localidad almeriense de Topares se desplazan a El Moralejo para asistir a la eucaristía por un conflicto con su párroco debido a unas inmatriculaciones.

Una veintena de vecinos de la localidad almeriense de Topares, en el municipio de Vélez Blanco, se desplazan quincenalmente a la pedanía caravaqueña de El Moralejo para escuchar misa en la iglesia. Los topareños no están dispuestos a asistir a la eucaristía de su pueblo porque están en guerra con su párroco, después de que la iglesia asegure que varios inmuebles son de su titularidad, como el salón social, el antiguo teleclub y el cementerio.

En autobús, como el último domingo de febrero, o en coches particulares, como el miércoles de ceniza, estos vecinos recorren los dieciséis kilómetros que separan ambas localidades para asistir a las celebraciones y para mostrar su descontento con el Obispado de Almería por la inmatriculación de las propiedades que ellos consideran que son del pueblo. Alfonso Gamonal, presidente de la Hermandad de Ánimas de Topares, explica que «desde 1958, cuando se construyó el centro social, ha sido nuestra hermandad la encargada de su gestión; nosotros nos hemos hecho cargo del mantenimiento y de todo».

Los topareños solicitaron una entrevista con el obispo de Almería, pero fueron atendidos por el vicario general. «Nos sentimos engañados; fuimos a la reunión pensando en exponerle al obispo nuestras quejas y reclamar lo que es nuestro, y el vicario nos propuso que hiciésemos una asociación canóniga y que entonces el Obispado nos cedería por unos años las instalaciones».

El conflicto estalló el pasado verano, cuando la familia que regentaba el centro social decidió dejarlo. «El cura vino a pedirnos las llaves del centro y le dijimos que no se las dábamos porque otra familia se iba a hacer cargo de la gestión, pero insistió y nos dijo que enviaría a la Guardia Civil», relata Gamonal.

La hermandad puso en conocimiento de un abogado la situación. Por el momento, los vecinos han decidido dar la espalda al cura e ir a misa al pueblo de al lado. Los topareños entienden que los inmuebles son suyos «porque fueron construidos por el pueblo» y porque han tenido «la gestión y el uso durante más de seis décadas». El cementerio es otra de las grandes batallas, dado que los vecinos denuncian que el Obispado le ha cedido la gestión durante treinta años a una empresa privada.

Alquiler de locales

El párroco de Topares, Miguel Joaquín Martín, no quiso hacer declaraciones sobre este asunto. «Me remito a la información que aparece en la web de la Diócesis de Almería». El sacerdote llegó hace seis años a la zona y además de ser párroco de Nuestra Señora de las Nieves, en Topares, lo es también de las iglesias de Santiago Apóstol, La Encarnación y Nuestra Señora del Rosario. «Los problemas hay que afrontarlos; yo sigo diciendo misa y los feligreses que venían antes de surgir estos problemas son los que siguen viniendo», apunta.

Desde el Obispado, el vicario general, Ignacio López, les explicó que los locales se han inscrito de forma totalmente legal dado que ya en el Catastro constaban como que eran de su propiedad. «La inscripción en el Registro de la Propiedad se llevó a cabo hace años y lo que ahora se ha hecho es simplemente avisar de que hay que regularizar una situación, dado que la Hermandad de las Ánimas está cobrando unos alquileres por unos locales sin rendir cuentas a nadie sobre qué se hace con ese dinero».

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share