Vázquez no admite excepciones para cobrar el IBI a la Iglesia

El líder socialista intenta atajar la rebeldía de los alcaldes de Ourense y Vigo

La resistencia de los alcaldes socialistas de las principales ciudades gallegas —Abel Caballero (Vigo) y Francisco Rodríguez (Ourense)— a acatar las directrices de la ejecutiva del PSdeG y de su secretario general, Pachi Vázquez los ha puesto al lado del PP en la defensa de la exención fiscal de la Iglesia y en contra de una directriz de la dirección federal de su propio partido. Ambos regidores expresaron su reticencia a secundar la iniciativa de la cúpula del PSOE para que sus grupos presenten mociones en todos los Ayuntamientos a favor del cobro del IBI a la Iglesia de los inmuebles que no dedique al culto. No la encuentran prioritaria. Pachi Vázquez intentó atajar ayer su rebeldía.

“Todos los gobiernos socialistas, sin excepciones, aplicarán este IBI”, precisó el secretario general del PSdeG, aún reconociendo que la organización socialista “no tiene” una estructura militar. “Naturalmente que los Ayuntamientos tienen autonomía para decidir, pero Madrid y Galicia tienen muy claro que hay momentos como éste en donde la solidaridad es necesaria y la Iglesia debe dar ejemplo. Esto es algo que defendemos con rotundidad”, remachó el líder de los socialistas gallegos.

Sus declaraciones —contestando, ayer tarde en Santiago, a preguntas de los periodistas— reforzaron las que ya había realizado por la mañana en Ourense el secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, Antonio Hernando, expresando su malestar por la decisión de los regidores de Vigo y Ourense de esquivar la propuesta. Hernando tildó de “sorprendente” que los regidores de su partido descarten el cobro del IBI “de buenas a primeras mientras se le piden sacrificios a los ciudadanos”. El responsable de política autonómica del PSOE explicó que el sentido de las mociones es el de pedir “que se aplique la ley” porque “es justo” que la Iglesia pague por su inmuebles.

Caballero aseguró que no va a cobrar ese impuesto a la Iglesiaporque el importe “sería inferior” a la factura que debería abonar el consistorio por un inmueble que la Iglesia cede al ayuntamiento. Rodríguez, explicó que esta tasao “no está entre las prioridades” de su gobierno, por lo que le parece “un debate mediático”.

Aunque reconociendo el “ejercicio de la autonomía local” de los alcaldes socialistas, Hernando insistió en la pretensión de la propuesta de “evitar privilegios y discriminaciones por razón de convicciones y creencias, y establecer un tratamiento fiscal igual que el que se aplica al resto de las instituciones”.

El responsable de Política Autonómica del PSOE invitó a los dos alcaldes a “reflexionar seriamente” porque “los Ayuntamientos lo están pasando mal”. Preguntado sobre la posibilidad de que se obligue a los regidores a presentar mociones, aseguró que son documentos que atienden “al ejercicio de su autonomía local”.

La iniciativa de la ejecutiva federal del PSOE, que estrenó el alcalde ourensano de Amoeiro, pretende “evitar privilegios y discriminaciones por razón de convicciones y creencias, y establecer un tratamiento fiscal igual que el del resto de las instituciones”. La ejecutiva del PSOE cree que la exención legal de la Iglesia sólo está referida a los fines vinculados al culto y que debe de ser revisada porque “se ha hecho una una aplicación extensiva” alcanzado a bienes inmuebles no vinculados al culto como pisos, plazas de garaje o lonjas.

Antonio Hernando, Laura Seara y Pachi Vázquez, ayer, en la sede del PSdeG en Santiago. / ANXO IGLESIAS

Archivos de imagen relacionados

  • PSOE Galicia
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...