Vaticano suspende «a divinis» a obispo que anunció candidatura a Presidencia

El Vaticano suspendió 'a divinis' al obispo paraguayo Fernando Lugo, quien renunció públicamente el año pasado a su condición clerical para poder ser candidato a la Presidencia de Paraguay en las elecciones de 2008.

En una carta dirigida al obispo emérito de la diócesis paraguaya de San Pedro, divulgada hoy por la Nunciatura en Asunción, el Vaticano le informa a Lugo de que no acepta su petición de retornar al estado laico.

El decreto de suspensión indica al obispo que tiene prohibido 'poner en ejecución todos los actos de potestad de orden y de gobierno y el ejercicio de todas las funciones y derechos inherentes al oficio episcopal'.

'Usted permanece en el estado clerical y continúa estando obligado a los deberes a él inherentes, aunque suspendido en el ministerio sagrado', señala el decreto firmado por el prefecto de la Congregación para los Obispos, el cardenal Giovanni Battista.

Recuerda el texto, que está fechado el 20 de enero pasado, que Lugo ya había sido amonestado en diciembre de 2006 por aceptar la candidatura presidencial con una advertencia de suspensión si continuaba con sus pretensiones.

El 25 de diciembre pasado, 'solemnidad de la Natividad del Señor, Vuestra Excelencia ha declarado públicamente ponerse a disposición de encargos políticos o institucionales y hasta ahora no ha cambiado su decisión. Con sincero dolor cumplo el deber de infligir a Vuestra Excelencia, mediante el presente Decreto, la pena de la suspensión a divinis', agrega.

Lugo remitió el 18 de diciembre pasado una carta al Papa en la que presentaba su 'renuncia al estado clerical' para poder aceptar la petición que le hicieron varios movimientos y partidos minoritarios para que sea candidato a la Presidencia en las elecciones del año próximo.

A principios de enero, Lugo recibió una carta del cardenal Battista, que hoy también divulgó la Nunciatura, en la que le indicaba que el Papa Benedicto XVI rechazaba su petición de volver al estado laico y recordaba que 'el episcopado es un servicio aceptado libremente para siempre'.

Lugo necesita retornar al estado laico para poder presentarse a las elecciones porque la Constitución paraguaya veta a los religiosos de cualquier confesión para ejercer la Presidencia o la Vicepresidencia del país.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...