Varios alcaldes y concejales, el presidente de la Diputación de Soria (PSOE), y el delegado de la Junta de de Castilla y León (PP), con la Virgen de los Milagros en Ágreda

El día grande de la Virgen de los Milagros volvió a convertir ayer a Ágreda en el centro de las Tierras del Moncayo. Como cada año, miles de romeros se dieron cita en la villa para participar en la procesión y pasar bajo las andas de la imagen de Los Remedios. La comitiva, que estrenó este año recorrido, dio paso a una jornada multitudinaria en la villa.

Uno de los momentos más emotivos de la jornada fue la salida de la imagen de la basílica tras la misa mayor que fue oficiada por Javier Bernal, vicario de la Diócesis de Tarazona. Envuelta en una lluvia de pétalos, la virgen era recibida por la una larga fila de fieles que fueron pasando bajo las andas.

La procesión contó con la presencia de los alcaldes de los pueblos del patronazgo de la Virgen, la corporación municipal, encabezada por el alcalde, Jesús Manuel Alonso; el presidente de la Diputación, Luis Rey; el delegado de la Junta, Manuel López Represa, diputados provinciales y el pregonero de este año, Emiliano Revilla. La Banda Municipal acompañó el recorrido ofreciendo en un momento determinado una saeta a la patrona que levantó la ovación de los asistentes.

Pero la jornada comenzaba muchas horas antes. Las buenas temperaturas de la madrugada propiciaron la llegada de cerca de un millar de peregrinos que caminaron hasta la villa a través de dos carreteras nacionales, dos regionales y una decena de provinciales y comarcales. Por ellas transitaron los romeros de numerosas localidades de la comarca así como de las vecinas Aragón, Navarra y La Rioja.

Durante toda la noche se puso en marcha un dispositivo de vigilancia en carretera en el que participaron Cruz Roja, Guardia Civil, policía local de varios municipios, Protección Civil de Aragón, Navarra y La Rioja y voluntarios de Ágreda. En la parroquia fueron recibidos con dispositivo de acogida de peregrinos conformado por voluntarios que les ofrecía asistencia sanitaria y avituallamiento tras la caminata. Fue necesario atender a alguno de ellos por ampollas y problemas en los pies. Todos acudieron a la Misa de Peregrinos que se celebra todos los años a las siete de la mañana. Tras la celebración del día grande de las fiestas, los actos continúan hoy con las últimas verbenas. Además, un tren turístico recorrerá los monumentos y lugares emblemáticos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...