Valencia dará la asignatura de Ciudadanía en inglés, pero con traductor

A falta de uno, dos. En la Comunidad Valenciana, la asignatura de Educación para la Ciudadanía será impartida por dos docentes, el profesor titular de la asignatura, que tendrá que ser licenciado en Geografía e Historia o Filosofía, y el de Inglés, que traducirá, o "vehiculará", según la Conselleria d'Educació, el temario que haya preparado el titular.

Ambos deberán permanecer en el aula durante la clase. La constatación de que no van a contar con suficiente profesorado titulado que sea capaz de ofrecer las clases en inglés no ha echado atrás al gobierno del PP, obcecado en diluir el contenido de la materia.

Tras saber que solo cuentan con 11 profesores que pueden impartir la asignatura en inglés a los cerca de 50.000 alumnos de secundaria que están obligados a cursarla, los responsables educativos han dado una nueva vuelta de tuerca a su propuesta. La idea del Ejecutivo de Francisco Camps fue respondida ayer por el delegado del Gobierno en Valencia, Rafael Peralta, que la calificó de disparate. "Es algo insólito. Se trata de una iniciativa muy poco meditada que sigue el camino marcado por las autonomías gobernadas por el PP de boicotear esta asignatura", denunció Peralta.

El Gobierno Valenciano está tan empeñado en impartir la asignatura en inglés que no pensó cuando anunció su propuesta durante las pasadas elecciones generales que se encontraría con tantas trabas educativas y judiciales.

SUSPENSIÓN CAUTELAR A la carencia de profesores formados se le añade el varapalo sufrido este verano tras la suspensión cautelar por parte del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de varios artículos de la orden que la Conselleria d'Educació impuso para impartir la materia, y que corresponden a la denominada opción B, que promovía la no asistencia a clase y proponía la realización de un trabajo trimestral en inglés sobre un tema elegido por la familia del estudiante.

La resolución judicial indicaba que el Ejecutivo autonómico se había excedido en sus atribuciones al dictar las normas de una asignatura que es obligatoria. El TSJCV respondía así a los recursos planteados por el Ministerio de Educación y CCOO, que pidieron la suspensión cautelar de la orden en su totalidad.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...