Uruguay: Los evangélicos pragmáticos con Sartori y los católicos anti “ideología de género” con Manini

El investigador en política y religión Nicolás Iglesias describió en No toquen nada el mapa de las cada vez más explícitas expresiones partidarias de movimientos evangélicos y católicos en el país.

En la legislatura pasada se dio una presencia embrionaria de una bancada evangélica en el Parlamento. Iglesias dijo en No toquen nada que si bien esa bancada no se consolidó en su funcionamiento como tal sí se dio “una acción coherente y coordinada” entre varios legisladores titulares y suplentes.

Gerardo Amarilla (evangélico bautista) junto a Benjamín Irazábal y Álvaro Dastugue (evangélicos neopentecostales) fueron los tres diputados titulares del Partido Nacional con impronta religiosa. A ellos se sumaron las suplentes blancas Betiana Britos y Grisel Pereyra y el suplente colorado Luis Pintado, también neopentecostales.

Algunos hechos protagonizados por estos legisladores impactaron en la tradición laica de Uruguay y generaron ruido. Por ejemplo, cuando Amarilla asumió como presidente de la Cámara de Diputados dijo que ponía la Biblia por encima de la Constitución. Esto provocó rechazo en el resto de la cámara.

Entonces el discurso se fue moderando hacia un contenido más laico sin perder lo que para ellos es la “defensa de la familia tradicional”. Además se opusieron a la legalización de la marihuana, a las leyes de diversidad sexual y a la ley trans, desplegando un discurso contra lo que ellos llaman “ideología de género”.

El caso de la ley trans tuvo la oposición de quien fuera precandidato presidencial blanco Carlos Iafigliola, un católico carismático (sector más conservador de la Iglesia Católica).

“El Partido Nacional es el que los nuclea. Antiguamente era el Partido Colorado el que los reunía pero fue cambiando porque el Partido Nacional quedó como abanderado de estos valores tradicionales. Es interesante porque en el discurso de Luis Lacalle Pou ha aparecido que van a defender una agenda pro vida”, dijo Iglesias.

Pese a esa agenda «pro vida» tanto Lacalle Pou como su candidata a vicepresidenta Beatriz Argimón han aclarado que si llegan al gobierno no buscarán derogar ninguna de esas leyes ya instaladas.

“Pragmatismo evangélico”

El movimiento de Verónica Alonso en la última campaña hacia las elecciones internas, al dejar su precandidatura presidencial y apoyar la de Juan Sartori, terminó trayendo al sector de este dirigente a Dastugue, la iglesia Misión Vida y el movimiento Beraca.

“Hubo un hito en el verano cuando Alonso dijo en un templo que Dios estaba con ellos. Un discurso neopentecostal bien claro. Eso se consolidó y articuló con otros pastores neopentecostales más allá de Dastugue y Márquez, de Misión Vida y Beraca. Aparece una pastora que es Anna Franquez, muy arriba en las listas de Juan Sartori”, describió el investigador.

Este fenómeno muestra lo que Iglesias llamó “pragmatismo evangélico”. Sartori fue un empresario vinculado a la producción de marihuana y siempre dijo que no iría contra la agenda de derechos que se ha consolidado en los gobiernos del Frente Amplio. Sin embargo, logró mantener el apoyo de estos pastores neopentecostales.

Así estas iglesias han apoyado por ejemplo a Manuel López Obrador en México o primero al Partido de los Trabanjadores de Lula en Brasil y luego a los partidos que desituyeron a su sucesora, la presidenta Dilma Rousseff.

“En el pentecostalismo opera más allá del discurso moral, un objetivo de llegar al poder que hace que las alianzas sean muy pragmáticas”, agregó.

Estos sectores afirman que obtuvieron unos 40.000 votos en las internas, casi la mitad del total que cosechó Satori. Esto incidiría a la hora de conformar las listas para el próximo Parlamento en este sector que terminó siendo el segundo en el Partido Nacional.

Beraca con Antía en Maldonado

El intendente de Maldonado, Enrique Antía, que también fue precandidato presidencial en las internas del Partido Nacional, tiene el apoyo de Beraca en su departamento. Allí esta organización local ha tenido independencia en sus opciones políticas respecto a Dastugue y Márquez.

Ese desprendimiento se da cuando Beraca se va con Sartori. Es que «Beraca en Maldonado recibe un fuerte apoyo de la Intendencia”, afirmó Iglesias.

Antía también tiene el apoyo de la iglesia Pare de Sufrir que tuvo una lista con 3.300 votos en la interna a nivel departamental. Incluso el director del Área Social de la Intendencia de Maldonado es un integrante de Pare de sufrir.

Católicos con Cabildo Abierto

Iglesias dijo que “hay un cierto reperfilamiento político de un sector católico más conservador, más integrista, que no transa con el tema de aborto, ni lo que llaman ideología de género, la diversidad sexual. No ven en el Partido Nacional una posición firme y clara” en contra.

Entonces se habrían ido hacia un apoyo al partido Cabildo Abierto de Guido Manini Ríos. “Se ve en redes sociales, en grupos católicos de Facebook, algunos líderes vinculados al Rosario de las familias, algunos de estos lideres carismáticos, más conservadores, han dicho que van con Manini”, analizó.

El exjefe del Ejército es católico y artiguista lo que le agrega un componente popular que se ha dado en otros países de América Latina que vincularon a los católicos con movimientos polícticos como, por ejemplo, el peronismo en Argentina.

Como una expresión de este apoyo, Cabildo Abierto dice que va a erradicar la ideología de género de las escuelas.

Católicos y evangélicos en el Frente Amplio

El Partido Demócrata Cristiano ha estado vinculado al Frente Amplio desde sus orígenes pero en los últimos períodos estuvo dentro de Alianza Prograsista sin mucha visibilidad. Ahora anunció que lanzará una lista propia, encabezada por el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, que es un católico practicante.

Iglesias dijo que en el catolicismo montevideano “hay una presencia importante del Frente Amplio que no solamente se ve en el PDC, en el Partido Socialista hay diputados. Gonzalo Cibila es católico practicante. Enzo Malán es salesiano. Hay una vertiente salesiana en la Lista 90”, afirmó.

En la izquierda, un caso particular es el del intendente de Salto, Andrés Lima. Un católico converso en las Asambleas de Dios que hoy es evangélico e incluso ha reconocido el trabajo social del pastor Márquez en su departamento.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...