Uruguay: La precandidata blanca, Verónica Alonso, se reunió con cardenal Sturla quien la criticó por mezclar política y religión, tras participar en actos evangélicos y judíos

La precandidata blanca ha girado por iglesias evangélicas y hasta participó de un shabat. Pero ahora busca acercarse a la cúpula católica que la criticó fuertemente por meter la religión en su discurso político.

La precandidata por el Partido Nacional, Verónica Alonso, asistió al encuentro este jueves con el obispo de Montevideo, el cardenal Daniel Sturla, quien la había criticado días atrás por hacer uso de la religión como una plataforma política.

“Le había pedido a Dios que nos ayudara en este cambio que necesitamos en el país y él había hecho cuestión sobre el tema”, declaró Alonso a Subrayado después del encuentro.

Alonso, quien ha estado en boca de todos después de trascender que incluyó en su currículo un título de una carrera que en realidad no ha terminado, venía de otra polémica al hacerse público un vídeo hablando desde el escenario de una iglesia evangélica neopentecostal. En frente de la congregación la senadora blanca dijo que Dios tiene “un propósito” para Uruguay, lo cual despertó el enojo de políticos y ciudadanos aduciendo que la política debe ser absolutamente laica.

“Está clarísimo que es un Estado laico, lo que no significa que sea antirreligioso y anticlerical”, expresó la parlamentaria.

Coincidencias religiosas

Según ella, comparte algunas visiones con Sturla. “Me quedo con las coincidencias y la preocupación que compartimos, él como líder religioso y yo como líder política, de algo que está sucediendo en la sociedad, que es la pérdida de valores”, adujo.

“Como creyente puedo profesar también y en la política debemos transmitir la importancia, separada, de elegir gobernantes que inculquen valores”, añadió Alonso.

En el encuentro con el alto prelado católico también estuvo presente el también diputado nacionalista Álvaro Dastugue, quien también figura en el sonado vídeo de Alonso en la iglesia evangélica, quien la defendió esa vez diciendo: “A las iglesias han venido todos los partidos a suplicar votos (…) La diferencia es que pedían el voto y después se borraban. Ahora nos cansamos y decidimos militar nosotros”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...