Urbanismo aprueba dar 3,1 millones a la Archidiócesis para que restaure por sí misma la iglesia de Santa Clara.

El consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado este miércoles modificar el convenio suscrito con la Archidiócesis con relación al antiguo monasterio de Santa Clara, parte del cual funciona actualmente como centro cultural tras su cesión al patrimonio público, para suprimir la obligación contraída por el Consistorio respecto a la restauración de la iglesia del recinto y sus espacios adyacentes, y transferir 3.082.416 euros a la institución eclesiástica entre este año y 2021 para que se encargue directamente de tal extremo.

Recordemos que fue en 1998 cuando el Ayuntamiento y la Archidiócesis suscribieron un convenio para que el Consistorio gozase de la cesión de usos de buena parte del antiguo monasterio de Santa Clara, coronado por la emblemática torre de Don Fadrique y declarado bien de interés cultural (BIC), a excepción de la iglesia del recinto, incluyendo el acuerdo la constitución de un derecho de superficie a favor de la Archidiócesis respecto al inmueble municipal que ocupa la actual Casa Sacerdotal.

Ya en 2011, ambas instituciones firmaron un nuevo convenio por el cual la Archidiócesis asumía el compromiso de transmitir al Consistorio el recinto monumental del antiguo monasterio salvo la iglesia y algunas dependencias adjuntas a la misma, a cambio de 349 millones de las antiguas pesetas que irían destinadas a la reforma del Palacio Arzobispal y el compromiso de restaurar por completo el monasterio, incluida la iglesia pese a que la misma permaneciese en poder de la Archidiócesis.

Recientemente, y después de que a lo largo de los últimos años el Ayuntamiento haya restaurado paulatinamente buena parte del sector del antiguo monasterio que le fue transmitido, creando en el mismo el actual espacio cultural Santa Clara, la Archidiócesis avisaba de que las inversiones del Ayuntamiento en el recinto «se limitan» a la parte del monumento transmitida al patrimonio público, «sin que se hayan iniciado las actuaciones que precisa el resto de la finca», en relación a la parte que ocupa la iglesia.

A tal efecto, y tras avisar los grupos municipales de Participa e IU de que la Archidiócesis aún no ha transferido al Ayuntamiento la titularidad oficial de la parte del monasterio que le fue transmitida merced al convenio de 2001, la institución eclesiástica insistía en la situación de la iglesia del monumento y señalaba que «una vez que se materialicen todos los compromisos y obligaciones por parte del Ayuntamiento, tanto el Consistorio como la Archidiócesis procederán a formalizar el cambio de la titularidad de ambas fincas en el Registro de la Propiedad».

Ahora, y según ha informado en rueda de prensa el concejal de Hábitat Urbano y Cultura del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz (PSOE), el consejo de gobierno de la Gerencia de Urbanismo ha aprobado una modificación del convenio de 2001, para que el Consistorio renuncie a su obligación de rehabilitar la iglesia del monasterio y entre este año y 2021 transfiera 3.082.416 euros a la Archidiócesis para que la misma acometa directamente la restauración de dicho enclave del recinto. La operación, según ha explicado, ha contado con el respaldo del PSOE, el PP y Cs y el voto contrario de Participa e IU.

La transferencia acordada, según el concejal, responde a una tasación del coste inherente a restaurar la iglesia del antiguo monasterio y sus dependencias anexas, toda vez que el convenio contempla transferir a la Archidiócesis 200.000 euros este año, 782.416 euros en 2019, 950.000 euros en 2020 y 1.150.000 euros en 2021.

Eso sí, Muñoz ha precisado que la formalización de la inscripción de la parte del monasterio transmitida al Ayuntamiento para que el mismo goce de la plena titularidad de dichos espacios está ceñida a la transferencia de 782.416 euros prevista para 2019, exponiendo que el Gobierno local socialista incluirá esta partida en los próximos presupuestos municipales o promoverá una modificación del actual presupuesto en el caso de que no prosperen sus negociaciones para las cuentas de 2019.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...