Unos 550 sacerdotes trabajan para la sanidad española

El acuerdo entre la Iglesia y el Estado sobre la asistencia religiosa católica en los hospitales se remonta a septiembre de 1985, cuando unos 400 capellanes que prestaban servicio en centros hospitalarios adquieren respaldo jurídico. Ya a partir de ese momento las comunidades autónomas desarrollan el cumplimiento del acuerdo entre los ministerios de Justicia y de Sanidad y Consumo y la Conferencia Episcopal. Diez años después, con el PSOE en el Gobierno de España, el antiguo Insalud recomendaba que entre los médicos, enfermeros, juristas y expertos en ética que formasen los "multidisciplinares" comités, hubiera "profesionales no sanitarios de la Institución que, con preferencia, desarrollen su actividad en los servicios de trabajo social, de atención al paciente/usuario y de asistencia religiosa".

En este momento, en Galicia el acuerdo entre Xunta e Iglesia ha de ser revisado y ya se han alzado voces cuestionando la conveniencia o no de que sacerdotes católicos sigan estando en las nómina de la Administración en un Estado aconfesional. Por esta regla, iglesias de otros credos quieren tener también su espacio en los hospitales para poder atender a sus fieles en los últimos momentos de sus vidas.

Sin embargo, tampoco está claro que el hecho de dar entrada a todas las religiones termine con las voces críticas como demuestra la polémica abierta en el Reino Unido el pasado verano sobre las relaciones entre las instituciones públicas y la religión. La Sociedad Secular Nacional (NSS) inglesa calculó que con el sueldo dedicado al personal de asistencia espiritual en los centros sanitarios, se podría contratar a 1.300 ATS (Asistentes Técnicos Sanitarios) y 2.500 empleados de la limpieza más.

Cualquier hospital de una gran ciudad británica tiene como mínimo una capilla para los cristianos, una sala de oración para los musulmanes y otro habitáculo especial para la meditación espiritual de quienes profesan algún otro credo. En determinadas zonas cuentan con capellanes hindúes, budistas y sijs .

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...