Uno de cada cuatro ciudadanos rechaza una mezquita en su barrio

Un 16% no quiere tener a un musulmán como vecino

La mayoría de los ciudadanos muestra actitudes de respeto y tolerancia hacia quienes profesan una religión distinta de la católica, pero una parte significativa de los vascos mantiene perjuicios hacia otras confesiones, en particular el Islam.

Un sondeo realizado por el Ejecutivo en febrero pasado con 1.400 entrevistas ha venido a corroborar esta impresión. Una de las principales conclusiones del estudio es que uno de cada cuatro ciudadanos rechazaría que se abriese una mezquita en su barrio, mientras que a un 16% no le gustaría tener a un musulmán por vecino.Ese grado de rechazo desciende al 14% y el 8% en el caso de los testigos de Jehová y de los protestantes, respectivamente.

La mayoría de los sondeados defiende también el derecho de todas las confesiones a disponer de sus respectivos centros de culto, si bien un 11% defiende limitar dicho derecho en determinados casos.

Y ello pese a que un 51% de los sondeados se muestra indiferentes a la presencia de religiones no católicas en Euskadi y un 38% lo ve “bien” o “muy bien”. Apenas el 8% lo considera “mal” o “muy mal”.

Aunque apenas el 2% de los encuestados asegura practicar una religión diferente a la católica, con predominio de las diferentes iglesias protestantes, el Islam, el budismo, el Islam y los Testigos de Jehová, hasta un 40% de los vascos cree que el número de seguidores de otras confesiones son “bastantes” o “muchos”.

La encuesta fue realizada dentro del proceso de elaboración de la Ley sobre Centros de Culto, cuyo anteproyecto, junto a los resultados del sondeo, presentaron ayer la consejera de Justicia, Idoia Mendia, y el responsable del Gabinete de Prospección Sociológica del Ejecutivo, Víctor Urrutia.

El anteproyecto establece que los locales para el culto con un aforo inferior a las 300 personas podrán abrir sin la autorización previa de los Ayuntamientos, aunque estos vigilarán que cumplan todos los requisitos municipales una vez que se hallen en funcionamiento. De no hacerlo, podrán proceder a su clausura o imponer las sanciones que en su caso pudan corresponder.

Mendia también ha explicado que el proyecto de ley no incluirá ya la obligación para los consistorios de tener que reservar suelo para cementerios de distintas religiones, ya que aquellos han mostrado que esa gestión sería “complicada” de abordar.

Archivos de imagen relacionados

  • Mani NO mezquitas Vitoria
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...