Universidad confesional: menos universal

Carta de Juan Antonio Aguilera Mochón, miembro del Secretaria de Granada Laica, en relación a la misa de inauguración de curso que celebra la Universidad de Granada. La carta de publicó diversos periodicos locales: La Opinión de Granada, Id

En España son continuas las agresiones a la libertad de conciencia (a la democracia, por tanto) desde la mayoría de los poderes públicos, desde la Corona hasta muchas alcaldías: cada vez que adoptan actitudes confesionales. Una de las más graves ha sido el reciente acuerdo del gobierno ‘laicista’ del PSOE con los obispos por el que se regulariza una detracción aún mayor de fondos públicos para la Iglesia: es un gravísimo atentado contra la aconfesionalidad del Estado que no mejorará, precisamente, si se extiende esa expoliación en favor de otras confesiones.

En este estado de cosas, es especialmente imperdonable (no tiene perdón de Dios, que dirían ellos) constatar vergonzosos residuos del nacional-catolicismo en la institución que supuestamente es el principal reservorio de la actividad intelectual y del espíritu crítico y tolerante: la Universidad. En estos tiempos en los que la libertad de conciencia y la paz sufren un brutal acoso desde el fundamentalismo islámico, la respuesta inteligente y justa no es aferrarse a la cola del no menos perverso (aunque hoy generalmente más atenuado) fundamentalismo católico. Que la Universidad de Granada –recordemos: pública, aconfesional- una vez más haya comenzado oficialmente el curso académico con una misa (y me temo que convocará otras) no es inocente: no es una muestra de inteligencia ni de respeto a las personas, y no beneficia ni a la democracia ni a la paz.

Juan Antonio Aguilera Mochón. Profesor de la Universidad de Granada.


UNAS RESPUESTAS CONTRARIAS

La carta de Juan Antonio ha motivado reacciones a favor y en contra, estas tres son ejemplo de estas últimas. Un lenguaje característico de fervor religioso "salvador" de toda la humanidad, junto con una infima capacidad argumentativa. En esta misma sección incluímos la respuesta de Rafael Gallego a estos escritos.


IDEAL, 4-9-2006
CARTAS

Misa universitaria
Carlos A. Galán Moreu. Granada.

Sr. Director de IDEAL:
Le ruego publique esta carta en contestación a la escrita por D. Juan Antonio Aguilera Mochón (profesor de la Universidad de Granada) el día de ayer (3 Octubre) y a toda la gente que exige que se deje de celebrar una 'misa' al principio del curso universitario.

En mi opinión, y con todos los respetos, es muy grave que un profesor de universidad escriba lo que ha escrito tachando de «agresión a la libertad de conciencia» el que los estudiantes y profesores cristianos nos reunamos en un acto organizado para darle gracias a Dios por permitirnos empezar un nuevo curso y pedirle fuerzas para que podamos afrontarlo como es debido; es más, creo que el pedir que dejemos de hacerlo sí que es una «agresión a la libertad de conciencia» máxime cuando la participación en esta celebración es totalmente voluntaria (faltaría más).

Y por último, tampoco comprendo el tachar la celebración de «vergonzosos residuos del nacional-catolicismo» pero no se preocupe, el Dios en que nosotros creemos es misericordioso y perdona hasta lo que, según sus propias palabras «no tiene perdón de Dios» (como diríamos nosotros).

Feliz y próspero curso universitario.


IDEAL, 6-9-2006
CARTAS

Acto inaugural de la Universidad
José Antonio Mochón Sánchez

Sr. Director de IDEAL:

Le agradezco la posibilidad que me brinda de  poder intervenir este año otra vez en la pequeña polémica que, nuevamente, suscita un profesor universitario, quien, en esta magnífica sección de IDEAL, muestra su disconformidad con que la Universidad de Granada, fundada por la Iglesia Católica, incluya entre los actos inaugurales del nuevo curso la celebración de la Santa Misa (de voluntaria asistencia). La actitud de esta persona no hace más que confirmarme el gran sentido que tiene la consideración espiritual de un santo contemporáneo, San Josemaría, cual es, «Jesús por donde tú pasas nadie queda indiferente: o se te ama o se te odia».

También desearía sacar del error en el que me parece incurre el referido docente en su carta a IDEAL. Debe saber este señor que la Iglesia católica no está financiada por el estado.

Muy agradecido de antemano, le saludo con toda atención


IDEAL, 8-10-2006
CARTAS

Universidad, religión y laicismo
Sebastián Alcalde Morón. Granada.

Sr. Director de Ideal: Algo más sobre ‘Universidad confesional: menos universal’ del Sr. Aguilera Mochón (Ideal, 3-10-06).

Lo peor que ha hecho este señor, ha sido identificarse como profesor de la Universidad de Granada. A un profesor de Universidad se le permite—como a todo el mundo—que exponga sus ideas; lo que no se le permite es que confunda laicismo y aconfesionalismo con antirreligiosismo: ni el Estado laico, ni la Universidad laica está para prescindir—y menos para aniquilar—de una asociación que coopera por el bien común, sino todo lo contrario, ayudar y favorecer a todo el que trabaja por la comunidad y, eso sí, en democracia y paz.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...