UNI Laica denuncia la adscripción a la UGR del Centro de Magisterio La Inmaculada

UNI Laica-Granada, en su defensa del carácter aconfesional de la Universidad pública, denuncia la situación del Centro de Magisterio La Inmaculada (CMLI), propiedad de la Iglesia Católica y adscrito a la Universidad de Granada (UGR).

El CMLI sigue una política en la que los criterios académicos no sólo están supeditados a su particular ideología (lo que es especialmente repudiable al tratarse de un Centro de formación de profesores de enseñanza infantil y primaria), sino también al beneficio económico. Esta política lo ha llevado a despedir a profesores con amplia experiencia (a veces próxima a los treinta años) por otros más afines a sus creencias… y mucho más baratos, acogiéndose a la estricta legislación laboral actual para tiempos de crisis, a pesar de que ni el CMLI ni la propia Iglesia están padeciendo esa crisis, como atestigua la reciente inauguración de un nuevo edificio-sede del CMLI, para el que ha obtenido una hipoteca de más de quince millones de euros.

Esta política ha ocasionado que, tres días antes del comienzo de las clases del curso actual, los propios profesores aún no supieran las asignaturas que tenían que impartir (ni, por ende, los horarios de clase). Las asignaciones docentes las ha decidido la Dirección del CMLI sin consultar siquiera a los Departamentos afectados, es decir, se han realizado sin atender a criterios académicos. ¡Se da el caso de profesores que han sido avisados con esta premura para dar clases de materias que nunca antes habían impartido! Ahora van preparando/improvisando las clases sobre la marcha.

Esta situación inadmisible no está siendo controlada o supervisada de ninguna manera por la UGR, dado que los mecanismos de control público y democrático son puro adorno: la propia Dirección del Centro (que, según la normativa, debe representar a la Universidad) la elige el Arzobispo, y el Rector de la UGR actúa al dictado, limitándose al nombramiento.

Dada la gravedad de la situación, y acogiéndonos a la normativa que recoge la adscripción de Centros privados a las Universidades andaluzas, desde UNI Laica-Granada hemos solicitado al Rector que la UGR, en defensa de su aconfesionalidad y de su nivel académico, suspenda la adscripción del Centro de Magisterio La Inmaculada.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...