Unas 200 personas marchan en Salt contra el racismo

La ‘contramanifestación’ a Plataforma per Catalunya

Se manifiestan envueltos en un ruidoso concierto de caceroladas y pitidos

La protesta se creó para protestar por otra de PxC que se ha ilegalizado

Aunque amenaza con volver a convocar, Anglada dijo acatar la decisión judicial

Ni la ilegalizada manifestación anti-mezquitas ni inmigrantes defendiendo sus derechos. Quienes han tomado las calles de Salt (Girona) este sábado son unas 200 personas convocadas en su mayoría por la Asamblea Indignada de Girona y Acció antifeixista, que se manifiestan por las calles de la ciudad bajo el lema 'Salt dice 'no' al racismo' y contra los postulados de Plataforma per Catalunya.

Los manifestantes, envueltos en un ruidoso concierto de caceroladas y pitidos, recorren las calles que rodean la zona en la que Josep Anglada, líder de Plataforma per Catalunya, había convocado una marcha contra la construcción de mezquitas en la localidad. La protesta del partido xenófobo fue ilegalizada, primero por el departamento de Interior de la Generalitat y luego por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC). Aunque Anglada, en un primer momento, avisó que nadie podría vetar su protesta, posteriormente bajó el tono de su respuesta y avisó que acataría la decisión judicial. Así, a las seis de la tarde, hora en la que estaba convocada la protesta anti-mezquitas, nadie ha acudido a la convocatoria.

Sí han marchado quienes habían convocado su protesta contra la de Anglada. Aunque no tuvieran enemigo a la vista, se manifiestan por las calles de la ciudad ante un enorme dispositivo policial insólito en la localidad. Efectivos de los antidisturbios, policía local, un helicóptero de los Mossos d'Esquadra y otros efectivos de la policía autonómica han tomado el municipio para evitar incidentes.

Esta protesta -y su némesis ilegalizada- llegan después de que el miércoles Anglada saliera abucheado del pleno de Salt, en el que se aprobó una moratoria de un año para la construcción de nuevas mezquitas en el polígono industrial. Las tensiones vividas entonces y el recuerdo de incidentes anteriores hizo que tanto los informes policiales como la decisión del Govern y los jueces recomendaran poner freno a las intenciones de Anglada para evitar que haya nuevos enfrentamientos.

 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...