Una plataforma insta al Síndic de Comptes a fiscalizar los gastos de la visita

Representantes de la Plataforma ´Laïcitat en acció´ remitieron este jueves un escrito al Síndic de Comptes donde le instan a "fiscalizar, con especial cuidado, los gastos, cuentas y las justificaciones" de la actividad financiera de las distintas administraciones públicas valencianas en relación con el Encuentro Mundial de las Familias (EMF) que se celebrará en Valencia en julio y la visita del Papa Benedicto XVI a la ciudad los días 8 y 9.

Asimismo, esta plataforma, dentro de los actos de la campaña ´Eixint de la indignació, per la llibertat i la laïcitat´, han remitido otro escrito al Síndic de Greuges donde le reclaman que interceda ante los "atropellos" que, como consecuencia de todos los actos programados, aseguran que se van a producir a los vecinos de Valencia a los que se les "impide" el "normal funcionamiento" como ciudadanos. Además, consideran "inconcebible" que el dinero público se malgaste "bien de forma directa o a través de ´fundaciones´ en un acontecimiento totalmente privado y de carácter confesional" y "sin ninguna moderación".

Así, en el escrito remitido al Síndic de Comptes, los miembros de la Plataforma se muestran "profundamente preocupados" por los "gastos tan ingentes que las diferentes administraciones públicas, Ayuntamiento de Valencia y Generalitat, están haciendo" con motivo del Encuentro y consideran que las respuestas de estas administraciones en relación con el dinero público que se gastará en el evento son "claramente insuficientes".

Así, señalan que la Sindicatura de Comptes "debe velar por la transparencia en la gestión del dinero público y fiscalizar la actividad administrativa" y que, de acuerdo con el artículo 44 del estatuto, debe actuar "como órgano al que corresponde el control externo económico y presupuestario de la actividad financiera" de la Generalitat, de los entes locales y del resto del sector público valenciano.

En este sentido, mostró su temor a que el dinero público "no se esté utilizando de forma correcta" y recordó que España "es un estado aconfesional donde ninguna confesión tiene carácter estatal y no es necesario malgastar el dinero del estado para las fastuosidades de la visita del Papa, que tiene carácter privado".

Al Síndic de Greuges le exponen que creen que se están "vulnerando derechos básicos y fundamentales como impedirnos el normal funcionamiento como ciudadanos dentro de nuestro ámbito natural y cotidiano de la ciudad de Valencia y principios tan fundamentales como la laicidad y aconfesionalidad de un estado y sus administraciones que se pretenden aconfesionales".

La Plataforma incidió en la "larga lista de inconvenientes, molestias y lo que resulta más grave, la supresión de derechos fundamentales" como la "supresión de juicios", la "eliminación casi en su totalidad de los transportes públicos", de exámenes en las universidades o imposibilidad de aparcamiento, entre otras. Asimismo, considera que se impedirá el normal desarrollo de la ciudad y se incrementarán, en cambio, los gastos de limpieza o restauración de mobiliario.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...