Una mujer muere de hambre en la India por un rito religioso

Vimla Devi, una mujer hindú de 60 años, ha fallecido este viernes en la ciudad de Jaipur –en el norte de la India– después de estar 22 días en ayuno, según ha informado la prensa local.

La mujer pertenecía a la religión jainista y ha muerto siguiendo el rito Santhara, que equivale a una eutanasia por desfallecimiento. La práctica se produce en casos extremos, cuando el creyente siente la necesidad de acabar con su vida de un modo pacífico, contemplativo y alejándose poco a poco del mundo terrenal.

Devi anunció a su familia la decisión de dejar de comer y de beber después de que se le diagnosticase un cáncer de cerebro. Su marido y sus hijos no trataron de disuadirla hasta que el deterioro de la salud de la mujer era irreversible.

Polémica e investigación

El caso de Vimla Devi ha reavivado la polémica sobre si es lícito o no permitir que alguien se suicide por motivos religiosos. Una investigación oficial esclarecerá si alguno de sus familiares o las autoridades locales, que conocían los hechos, tienen alguna responsabilidad criminal.

La religión jainista, con cuatro millones de seguidores en la India, fue fundada en el siglo VI, promulga el ayuno y la mortificación como formas de acercarse a la divinidad, pero condena la violencia y el asesinato de cualquier ser vivo, incluidos los insectos y las bacterias.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...