Una milicia islamista causa 150 muertos en el norte de Nigeria

Alrededor de 150 personas han muerto en dos días de violencia en varias ciudades del norte de Nigeria, donde grupos de milicianos islamistas atacaron varias comisarías de policía. Sólo en las cercanías de la jefatura policial de la ciudad de Maiduguri, en el Estado de Borno, en el que miles de personas han huido de los enfrentamientos, se alineaban sobre la calle los cuerpos de un centenar de personas, en su mayoría extremistas, según la BBC.

Los asaltantes de Maiduguri fueron, supuestamente, miembros del pequeño grupo islamista Boko Haram, cuyos milicianos también atacaron ayer una comisaría en el Estado septentrional de Bauchi. En el ataque murieron al menos 41 personas, según informó un portavoz de la policía nigeriana.

Boko Haram, cuyo significado es "la educación está prohibida", persigue la imposición en el país de la sharia, o ley islámica, y se opone a que en Nigeria haya un sistema educativo de corte occidental. El grupo radical, que sigue las enseñanzas del mulá Mohamed Yusuf, comenzó su campaña de ataques como respuesta a la detención de sus líderes.

Tras el estallido de violencia del domingo, el gobernador de Borno impuso el toque de queda nocturno en la ciudad, pero los combates continuaron y a lo largo de ayer se extendieron al vecino Estado de Yobe y a Bauchi. El gobernador de este último Estado, Isa Yuguda, también ha impuesto el toque de queda desde las nueve de la noche hasta las seis de la mañana.

Testigos presenciales hablaron de horas de tiroteos en la ciudad de Potiskum, en Yobe. Al grito de "Dios es grande", los milicianos atacaron la comisaría de Potiskum más o menos a la misma hora que en Maiduguri. Según los testigos, tanto la comisaría como los edificios colindantes quedaron arrasados. Las fuerzas de seguridad nigerianas confirmaron los ataques, pero no revelaron cifras de víctimas. La BBC pudo confirmar por fuentes sanitarias que dos agentes de policía ingresaron en el hospital de Potiskum. Además, hubo combates en Wudil, a unos 20 kilómetros de Kano, la mayor ciudad del norte del país.

La ley islámica está en vigor en casi todo el norte de Nigeria, habitado mayoritariamente por musulmanes, a diferencia del sur del país, que está poblado por cristianos. Con cerca de 150 millones de personas, Nigeria es el país más poblado de África, y sus dos comunidades, con una población similar, suelen convivir sin grandes dificultades, aunque son frecuentes los brotes de violencia, sobre todo en los Estados musulmanes del norte.

El asistente del inspector general de la policía, Moses Anegbode, dijo en una conferencia de prensa que han sido detenidas 176 personas y se han aprehendido 200 detonadores y mil botes utilizados para la elaboración de explosivos, decenas de bombas caseras y al menos un fusil AK-47.

Por otra parte, dos miembros de la organización nigeriana conocida como Los Talibanes, que supuestamente tiene conexiones con Al Qaeda, murieron ayer cuando manipulaban dos bombas que al parecer preparaban para utilizar en un ataque contra edificios públicos, según informó la policía.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...