Una jueza australiana ordena a una testigo musulmana a quitarse el velo

Una jueza australiana ordenó hoy a un testigo musulmana que se retirase el niqab antes de prestar testimonio en un juicio por presunto fraude contra el director de una escuela islámica, informó la radio ABC.

El abogado de la defensa alegó que con sólo los ojos a la vista el jurado popular no podría apreciar en su totalidad la declaración de la testigo.

La magistrada Shauna Deane ordenó a la mujer de 36 años quitarse el velo islámico que cubre toda la cara excepto los ojos, pero precisó que la medida era sólo aplicable en el caso que se estaba juzgando en la ciudad de Perth, capital del estado de Australia Occidental.

El caso juzgaba a Anwar Sayed por presuntamente haber falsificado los dados del colegio islámico que dirigía para recibir subvenciones gubernamentales.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...