Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Una jueza abre diligencias por el cartel inclusivo de Fallas de una discoteca que incluye a una virgen ‘drag queen’

La entidad ultra ‘Abogados Cristianos’ anuncia que pedirá que declare el dueño de la discoteca Picadilly por los presuntos delitos contra los sentimientos religiosos y de incitación al odio.

La discoteca Picadilly Club del barrio valenciano de Russafa encara su programación de Fallas “cargadita de petardeo y diversión”, según anuncian en sus redes sociales. En paralelo, mientras la ciudad se imbuye en la fiesta nocturna fallera con la amenaza de la lluvia, una jueza ha abierto diligencias tras una denuncia de la Fundación Española de Abogados Cristianos contra un cartel inclusivo de la sala en el que aparece una ‘drag queen’ caracterizada como la Virgen de los Desamparados, la conocida Geperudeta.

La titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Valencia sostiene en el auto que los hechos denunciados por la entidad ultraconservadora “presentan características que hacen presumir la posible existencia de una infracción penal”.

La magistrada ha incoado diligencias previas “para averiguar la identidad y circunstancias de las personas responsables y la realidad de los hechos sucedidos por si fueran constitutivos de un delito”, según reza el auto. ‘Abogados Cristianos’ denunció a la conocida discoteca valenciana por los presuntos delitos contra los sentimientos religiosos y de incitación al odio.

El diseño que ha escandalizado a la entidad ultra, obra del artista valenciano Eduardo Jairycovich, muestra una Virgen de los Desamparados ‘drag queen’ bajo el lema “Somos cultura, somos tradición, somos diversidad”. Los denunciantes consideran que el cartel es “vejatorio” y “caricaturiza a los creyentes que aparecen adorando dicha imagen grotesca”.

Polonia Castellanos, presidenta de la fundación, ha anunciado que se personará en la causa y solicitará la declaración del dueño del club nocturno. “Se trata de un ataque totalmente innecesario a los cristianos y en especial a los devotos de la Virgen de los Desamparados de Valencia”, agrega Castellanos, que también alude a un supuesto “clima anticristiano que se fomenta desde el gobierno de la Comunidad Valenciana”.

Una imagen “de igualdad y diversidad”

La discoteca mantiene en su cuenta de Instagram el diseño denunciado, en el que posa la conocida ‘drag queen’ Liz Dust, y lo define como “un cartel que representa lo que somos”. “Una imagen que habla de libertad, de igualdad y de diversidad, en unas fiestas que demuestran que Valencia es una ciudad inclusiva”, apostilla el mensaje. Picadilly, un club que se define como gay friendly, está situado en pleno barrio de Russafa, auténtico epicentro de la fiesta fallera en Valencia.

No es el primer cartel que denuncia la entidad ultra en Valencia. La sección quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ-CV), tal como informó este diario, estimó un recurso de ‘Abogados Cristianos’ contra la decisión de un juez de inadmitir una denuncia contra el Institut Valencià de Cultura y la Diputación de Valencia por el cartel de una premiada obra de teatro sobre la pederastia en el seno de la Iglesia católica. El cartel de la obra ‘Poder i Santedat’, del dramaturgo valenciano Manuel Molins, aparecía la imagen de un papa besando en la boca a un niño.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share