Una joven de 14 años, expulsada de un examen por llevar ‘hiyab’

La alumna asiste a clase con el velo a la espera de que el claustro de profesores decida si puede seguir en el centro

Una joven de 14 años fue expulsada hace unos días de un examen y, en ese momento también del instituto público en el que estudia en la Comunidad de Madrid, por su negativa a quitarse el hiyab (velo islámico), que ha decidido llevar desde hace unos meses por su propia voluntad. La alumna sigue asistiendo ahora a clase con el velo a la espera de que el claustro decida si puede continuar estudiando en el instituto, del que no ha trascendido el nombre.

La estudiante es española, su padre es de Ceuta y, pese a que su madre no lleva el hiyab, ella lo decidió este verano "sin ser forzada". Cuando acudió al examen, el profesor de la materia le pidió que se lo quitara porque le cubría las orejas y no está permitido, dado el incremento de casos de alumnos que acuden con dispositivos electrónicos para copiar en estas pruebas.

El abogado que lleva su caso, Iván Jiménez Aybar, es un experto en la materia y conocido por llevar también las historias de otras jóvenes que han vivido situaciones parecidas, como hace un par de años el de la joven Nawja, de Pozuelo de Alarcón. Jiménez ha enviado un informe a la directora, que se repartirá en el claustro de docentes, en el que se explica que no debería haber problema porque a la alumna se le reconoce fácilmente con el velo. En la normativa del centro se prohíbe que se lleve cualquier prenda que dificulte la identificación del alumno. A juicio del abogado, los profesores se tienen que remitir a lo que el Ministerio de Interior ha establecido para la identificación: se puede lleva el hiyab en el DNI siempre que dejen al descubierto los rasgos identificativos (desde nacimiento de pelo hasta el mentón).

En el caso de la joven, el letrado considera que como se dejan al descubierto estos rasgos identificativos que marca el Ministerio, "necesariamente en el centro se tienen que regir" por lo que dice la Administración. El centro, que desconocía esto, está valorando la situación, por lo que Jiménez Aybar confía en que haya posibilidad de que el caso no vaya a más y la joven pueda ir a clase con el velo. "El asunto está muy claro", ha considerado el abogado, quien ha señalado que desde la dirección del centro están recibiendo un "trato exquisito".

Jiménez ha asegurado que hay "muchos casos" similares que no "salen a la luz". "El asunto es más grave de lo que parece, pues los musulmanes, como no conocen sus derechos, en cuanto le dicen que no se pueden matricularse en dicho IES se buscan otro". También ha destacado que este caso es diferente al que se dio en el IES Camilo José Cela, de Pozuelo de Alarcón, donde la joven afectada tuvo que dejar el centro porque su normativa prohibía llevar prendas en la cabeza. El matiz en el nuevo caso es que la prohibición del instituto afecta a las prendas que no permiten la identificación del alumno.

El abogado confía en que el centro adopte una decisión "apropiada" y que se permita a la joven asistir a clase con el hiyab, como sigue haciendo por ahora. Si en el instituto decidieran lo contrario y ella no cediese, se abriría un expediente disciplinario que acabaría en expulsión o en traslado forzoso a otro centro.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...