Una familia de 12 hijos «se rebela» frente a la Educación para la Ciudadanía

El matrimonio formado por Antonio Jiménez y Trinidad Fernández, padres de 12 hijos -once de ellos menores-, ha decidido objetar por razones de conciencia frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía por cada uno de los nueve hijos que tienen en edad escolar y asisten a diferentes colegios públicos y concertados en la capital, informó ayer el Foro Español de la Familia.

Estos padres han adoptado esta decisión por considerar que la nueva materia es "una intromisión" en el derecho a enseñar y educar a sus hijos "en los principios en los que creen". "El sistema educativo no es el que debe hacerlo y mucho menos el Gobierno", sostiene.

 

Mientras, los dos hijos mayores, Marta y Alejandro, de 19 y 17 años, respectivamente, han objetado por sí mismos en el Instituto Público La Estrella argumentando que "las ideas y pensamientos dependen de uno mismo". "Lo que nosotros pensemos depende de nosotros mismos. Como mucho, nuestros padres nos pueden orientar. Recordemos que las ideas no se imponen, sino que se proponen", advirtieron estos alumnos.

 

Al hilo de la iniciativa de estos padres, el Foro Español de la Familia aconseja a todos los españoles con hijos en edad escolar que presenten la objeción de conciencia frente a la asignatura Educación para la Ciudadanía para "garantizar que nuestros hijos sean educados en materias de hondo calado moral y personal conforme a los criterios que los padres consideramos más idóneos para su felicidad personal y acierto en la vida, y no conforme a los criterios ideológicos de un gobernante o profesor cualquiera".

 

"La objeción de conciencia es un mecanismo para defender a nuestros hijos de la contaminación ideológica por parte de extraños", se afirmó desde la entidad.

 

La objeción de conciencia contra la asignatura se realiza mediante un escrito dirigido al director del centro educativo en el momento de inscribir o renovar plaza para el alumno en el centro educativo para el curso 2007-2008.

 

Por otro lado, el párroco de Villanueva de Bogas (Toledo), Rafael García, ha rectificado la carta en la que advertía que las parroquias se guardaban "el derecho de poder negar a alguien la catequesis" si no se presentaba objeción de conciencia a la nueva asignatura de Educación para la Ciudadanía.

 

El Arzobispado de Toledo, en una nota aclaratoria, informó ayer de que, "consultado el señor cura párroco de Villanueva de Bogas", éste "rectifica lo expresado literalmente en su carta y aclara que no pretende excluir a nadie, que esté en las debidas condiciones, de la recepción de los sacramentos".

 

"Éste es su verdadero pensar y sentir", dice el Arzobispado, que aclara que "el que los niños reciban la Primera Comunión no está supeditado al ejercicio o no, por parte de los padres, del derecho de objeción de conciencia respecto a la asignatura de Educación para la Ciudadanía".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...