Una estrategia de acercamiento al Islam. El Papa inicia hoy una visita de tres días a los Emiratos Árabes Unidos

Según Francisco, las grandes religiones monoteístas están llamadas a jugar un papel fundamental en la búsqueda de la paz. De allí su promoción de un diálogo interreligioso. El lema de su viaje: “Hazme instrumento de tu paz”.

El papa Francisco inicia hoy una visita de tres días a los Emiratos Árabes Unidos (EAU), un paso importante dentro de la estrategia de diálogo interreligioso y de acercamiento al islam que se ha trazado Jorge Bergoglio y que tendrá un nuevo capítulo en Marruecos, el 30 y el 31 de marzo de este mismo año. Francisco es el primer pontífice católico en visitar la península arábiga y la excusa será un encuentro interreligioso internacional dedicado a la “fraternidad humana” al cual ha sido invitado como orador.

En un video dirigido a la población de los Emiratos el Papa comienza hablando en árabe con las palabras Al Salamu Alaikum (La paz esté con usted). En el mensaje, divulgado antes de su partida desde Roma, Francisco le dice a sus anfitriones que “estoy feliz de poder visitar, en pocos días, vuestro país, tierra que busca ser un modelo de convivencia, fraternidad humana y encuentro entre las diversas civilizaciones y culturas, donde muchos encuentran un puesto seguro de trabajo y viven libremente en el respeto a la diversidad”.

 Durante su estadía en EAU Francisco se encontrará con dirigentes políticos y la comunidad católica integrada en su mayoría por trabajadores extranjeros.

  En el mensaje enviado desde el Vaticano el Papa también agradeció la invitación que le hizo el jeque Mohammed bin Zayed Al Nahyan para participar en el encuentro interreligioso sobre el tema “Fraternidad humana”.

  Y reafirmando el propósito central de su visita Francisco extendió su agradecimiento al imán de Al-Azhar, Dr. Ahmed Al-Tayeb, “y a cuantos han colaborado en la preparación del encuentro, por el coraje y la voluntad de afirmar que la fe en Dios une y no divide, acerca en medio de la distinción, aleja de la hostilidad y de la aversión”.

  Francisco ya visitó con anterioridad Egipto, Turquía y Jordania, naciones que también son de mayoría musulmana, pero esta es la primera vez que un Papa pisará la península arábiga.

  Hoy Bergoglio será recibido oficialmente por el príncipe heredero, el jeque Mohamed bin Zayed Al Nahyan. Ese mismo día por la tarde tendrá un encuentro privado con los miembros del Consejo Musulmán de los Ancianos en la Gran Mezquita del jeque Zayed, uno de los templos más grandes del mundo con capacidad para cuarenta mil personas. Luego el Papa participará del encuentro interreligioso hablando en italiano. Tanto este discurso como la homilía que pronunciará al día siguiente en la misa que celebrará en el estadio Zayed Sport City, donde se espera una concurrencia de 135 mil personas, serán traducidos al árabe y al inglés y difundidos en pantallas gigantes repartidas por toda la ciudad.

  En el marco del encuentro interreligioso se producirá la reunión entre Francisco y el jeque Ahmed al-Tayeb, un profesor de filosofía islámica duro crítico del terrorismo que fundamenta sus acciones en el islam. El Papa es muy cuidadoso en evitar el uso de la palabra “islamista” o “musulman” cuando condena un atentado realizado en nombre del islam: habla solo de “terrorismo” y repudia todos los fundamentalismos por entender que sin importar que sean cristianos, judíos o musulmanes en todos los casos se trata de “desviaciones”. “Yo no hablo de violencia islámica o de violencia católica. Los islámicos no son violentos ni tampoco los católicos, hay de todo” dijo Francisco a los periodistas cuando visitó Polonia en julio de 2016.

 Según la perspectiva de Francisco, quien en más de una oportunidad sostuvo que el mundo vive hoy una suerte de conflagración mundial dividida en micro conflictos, las grandes religiones monoteístas están llamadas a jugar un papel fundamental en la búsqueda de la paz. De allí también sus esfuerzos por el acercamiento entre los líderes de esas grandes comunidades religiosas y su tarea de promoción del diálogo interreligioso en favor de la paz. El lema del viaje a EAU es “hazme instrumento de tu paz”.

  La visita a los Emiratos Árabes se produce en un momento en que el papa Bergoglio recibe alto reconocimiento de la población de todo el mundo como líder planetario. Una reciente encuesta mundial anual que realiza la empresa Gallup Internacional en 57 países, ubicó a Francisco con el mayor nivel de apoyos, el 56% de los consultados, seguido de la canciller alemana Angela Merker con el 49% de popularidad. En América Latina el Papa recogió el 75% de respaldo y en países de la Unión Europea el 66%. Según el trabajo Francisco es el líder mundial que “genera más confianza”. En esa misma encuesta uno de los políticos peor posicionados es el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, con 31% de opiniones favorables y el 58% de imagen negativa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...