Una escuela infantil reparte entre los niños el díptico contra el aborto

IU y CC. OO. lo califican de «indignante», mientras que la directora reconoce que se extralimitó en sus funciones

La campaña de la Iglesia católica contra el aborto ha suscitado la polémica dentro del colectivo escolar. La iniciativa de la directora de la escuela infantil El Globo, en el Barrio España, de introducir en las mochilas de los niños, de cero a tres años, el díptico de la campaña '¡Protege mi vida!' (en el que aparece un bebé junto a un lince) ha levantado ampollas entre algunos padres, que han expresado su malestar por el hecho de que se «utilice» a sus hijos como correo de la campaña de la Conferencia Episcopal en contra del aborto.
Desde el centro escolar, su directora Pilar Álvarez -de la congregación Nuestra Señora de la Merced- reconoció ayer su «fallo» al introducir los dípticos en las mochilas de los menores. La religiosa explicó que es habitual que al centro lleguen folletos publicitarios «que colocamos en el tablón de anuncios, en una mesa en el pasillo y en las mochilas de los niños; y eso es lo que he hecho en este caso», indicó la docente quien ante la queja de varias madres reconoció que quizás se extralimitó al colocar el polémico díptico dentro de las mochilas. «Debería haberlo dejado en la mesa del pasillo», dijo.
La escuela infantil El Globo está dirigida por religiosas pero es de titularidad municipal. Ante la protesta de los padres, Izquierda Unidad y la sección sindical de Enseñanza de Comisiones Obreras exigieron ayer al Ayuntamiento de Valladolid que ofrezca una disculpa y que pida explicaciones a los responsables de esta «lamentable iniciativa». La directora del centro no ocultó ayer su apoyo a la campaña de la Conferencia Episcopal pero aseguró que ante la polémica ha retirado los dípticos del centro.
Desde el sindicato se explicó que no tienen constancia de que este hecho se haya repetido en otros centros de titularidad pública dirigidos por congregaciones religiosas «aunque estaremos atentos a cualquier intromisión que se produzca», aseguró Homero Belloso. Para Izquierda Unida, las creencias políticas o religiosas, cuando se desempeña un cargo de dirección en un centro público, han de mantenerse a nivel personal, «cada uno y una es libre de creer y vivir como lo desee, siempre que se respeten los derechos de los demás. Pero en la escuela El Globo, el derecho a una educación pública y laica en un centro público se ha vulnerado», según IU que exige a la Concejalía de Educación que remita a los padres una carta de disculpa. «Si damos a la dirección de la escuela, publicidad contraria a la del obispado que se ha entregado, o publicidad de alguna campaña que desarrollemos desde Izquierda Unida, ¿sería repartida de igual manera? Evidentemente no porque ese no es el cometido de un centro de educación». IU cree intolerable que se utilicen los centros públicos «para hacer proselitismo religioso» y pide al Ayuntamiento de Valladolid que tome cartas en este asunto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...