Una concentración en Zaragoza exige “neutralidad, laicidad y aconfesionalidad” durante los actos oficiales por San Valero

Convocadas por el colectivo laicista aragonés MHUEL -Movimiento Hacía un Estado Laico-, un buen número de personas se han concentrado esta mañana en Zaragoza para denunciar “el privilegio de la Iglesia Católica y mostrar el desacuerdo por el reconocimiento de superioridad que se le da por las instituciones civiles”. Desde hace ya varios años una protesta ciudadana se da cita en la plaza de La Seo de la capital del país coincidiendo con la festividad de San Valero para exigir “respetuosamente y sin insultar, que el Ayuntamiento de Zaragoza sea laico y no participe en ningún acto de carácter confesional”.

Un nutrido cordón ciudadano ha ‘escoltado’ pacíficamente a la comitiva municipal, formada por la policía local a caballo y con uniforme de gala, los timbaleros que tocan solemnemente la Marcha de los Reyes de Aragón, y la Corporación municipal zaragozana. Todo el recorrido desde su salida del Ayuntamiento, con las y los concejales luciendo una banda roja, y el alcalde con el bastón de mando cerrando el cortejo, ha sido acompañado en respetuoso silencio pero enseñando carteles artesanos que exigían que los cargos públicos municipales respeten la aconfesionalidad debida en una institución pública. Sin embargo, el alcalde Belloch y su corporación, han obviado las reivindicaciones ciudadanas y han continuado con el acto folklórico católico, han entrado en La Seo, han sido recibidos por el arzobispo, y han asistido al rito católico que incluye la ‘bendición’ del tradicional roscón zaragozano.

La concentración reivindicativa ha finalizado sin mayor incidencia, y algunas de las activistas señalaban que desde MHUEL se ha denunciado “el contenido del Reglamento de Protocolos del Ayuntamiento y han solicitado su modificación, aunque sin éxito. En la actualidad los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, continúan erre que erre dando su aprobación a la asistencia institucional a este tipo de actos”, señalaban.

“Es evidente que en una democracia los cargos elegidos por el pueblo no deben pasar por el aro de la sumisión a la Iglesia, pues de esto estamos hablando, de que la Corporación se obliga a rendir una especie de pleitesía al arzobispo de Zaragoza, máxima jerarquía católica, de una forma pública y solemne”, concluían.

Fotos: Diego Díaz (AraInfo). Galería Fotográfica

Protesta de MHUEL por mla presencia municipal en actos religiosos de San Valero Zaragoza 2015 Foto Diego Diaz

Protesta de MHUEL por mla presencia municipal en actos religiosos de San Valero Zaragoza 2015 Foto Diego Diaz

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...