Una ciudad alemana autoriza la llamada a la plegaria del almuecín por altavoz

La ciudad alemana de Rendsburgo (norte) autorizó la llamada a la plegaria del almuecín por altavoz desde el alminar de la mezquita, pese a las protestas de una parte de la población, anunció este martes el alcalde, Andreas Breitner.

No existen motivos jurídicos que permitan la prohibición, argumentó Breitner.

El proyecto, defendido por el Centro Islámico que administra la mezquita, suscitó fuertes protestas de parte de la población, que argumentaba las molestias sonoras causadas por esa llamada a la plegaria realizada cinco veces por día.

No obstante, el alcalde argumentó que un estudio sobre el nivel sonoro de las llamadas del almuecín constató que los mismos no sobrepasan los 40 decibeles, lo que corresponde al nivel de una radio o al canto de los pájaros. "Color de piel, origen, sexo o religión diferentes no desempeñan ningún papel" en este tipo de decisiones, y "es bueno que sea así", dijo el alcalde.

La mezquita de Rendburgo, ciudad de 28.000 habitantes situada a unos 100 km de Hamburgo, es la mayor de la región Schleswig-Holstein y posee dos alminares de 26 m de altura. Fue inaugurada a finales de 2009.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...