Una asociación musulmana denuncia al ‘número 2’ de Vox por un delito de odio

Musulmanes contra la Islamofobia, una asociación que lucha contra la discriminación por motivo de religión y defiende los derechos civiles de los musulmanes, ha denunciado ante la fiscal encargada de los delitos de discriminación y odio de Valencia al secretario general de Vox, Javier Ortega Smith.

La denuncia se acompaña de un vídeo de un acto celebrado en septiembre pasado en el Casino de Agricultura de Valencia, en el que se escucha decir al número dos del partido nacionalpopulista: “Seremos más fuertes frente al enemigo común que tiene un nombre muy claro y yo no dejaré de decirlo en todas las intervenciones. Nuestro enemigo común, el enemigo de Europa, el enemigo del progreso, el enemigo de la democracia, el enemigo de la familia, el enemigo de la vida, el enemigo del futuro se llama la invasión islamista”.

Y añade: “Está en juego lo que entendemos o lo que conocemos como la civilización. Está seriamente amenazada, pero no estamos solos como os digo, bien lo sabéis, cada vez más europeos se están poniendo en pie porque están sufriendo en sus ciudades, en sus calles y en sus barrios, lo que significa la aplicación de la sharia y no están dispuestos a que se derriben sus catedrales para ser sustituidas obligatoriamente por mezquitas. No están dispuestos a que sus mujeres tengan que cubrir su rostro con una tela negra y ser tratadas diez pasos atrás, peor que los camellos. No están dispuestos a que se acabe con lo que entendemos por civilización por respeto a los derechos y la libertad”.

Según la denuncia, estas afirmaciones “son rotundamente falsas” (en ningún lugar de Europa se ha derribado obligatoriamente una catedral para levantar una mezquita) y “atentan contra la paz social y la convivencia al fomentar la creación de una atmósfera de temor y rechazo hacia las comunidades musulmanas”. En España viven dos millones de musulmanes, el 42% españoles, según el Estudio Demográfico de la Población Musulmana 2019.

La denuncia recuerda que el artículo 510.1 del Código Penal castiga con uno a cuatro años de cárcel y multa de seis a 12 meses a quienes “públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo […] por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias”.

Musulmanes contra la Islamofobia recuerda que hace pocos días la comunidad musulmana sufrió un atentado terrorista en Nueva Zelanda por parte de un supremacista blanco “que pudiera perfectamente asumir en gran parte, como propio, el discurso” de Ortega.

Tras el atentado contra dos mezquitas en Christchurch, que dejó 50 muertos, el líder de Vox, Santiago Abascal, lanzó un tuit donde mezclaba la condena a la matanza con la crítica a los partidos de izquierda. “Qué curioso que los mismos que callan cuando las víctimas son cristianas (en África hay un genocidio en marcha) anden tan alarmados por el terrorismo antiislam en Nueva Zelanda. Hay que condenar y combatir todos los terrorismos siempre, sin excepción, vengan de donde vengan”, rezaba el mensaje.

Print Friendly, PDF & Email