Una actriz del vídeo antimusulmán denuncia al productor y a YouTube

La película provocó protestas contra embajadas de EE UU en diferentes países musulmanes

Cindy Garcia, una de las actrices de la película contra el profeta Mahoma que desató la semana pasada graves protestas frente a las embajadas estadounidenses en varios países musulmanes y que acabó con la vida del representante diplomático de este país en Bengasi (Libia), ha puesto una denuncia contra al productor del vídeo, Nakoula B. Nakoula, y contra YouTube en un tribunal de Los Ángeles (California). La actriz alega que fue engañada para participar en el rodaje, según informa el diario The Hollywood Reporter.

De acuerdo con la demanda, esta no sería un ataque contra la primera enmienda de la constitución estadounidense —que defiende la libertad de expresión como derecho fundamental—, sino que se basaría en que la difusión del vídeo , por ej.: <i>Vamos <b>a</b> Toronto</i>.»>va en contra de sus derechos como actriz. "La película Inocencia de los musulmanes es reprobable. La denunciante en ningún momento tuvo conocimiento sobre el contenido antimusulmán de la misma y se le ocultó en todo momento su objetivo final", explica el documento.

La actriz acusa a los realizadores del vídeo de haber sido estafada para trabajar en un proyecto fraudulento y en prácticas comerciales desleales. Garcia además ha abierto una querella contra YouTube. Esta asegura que la plataforma multimedia ha rechazado su petición de dejar de emitir dicha película, un tráiler de 14 minutos que crítica con dureza al profeta Mahoma.

s</b> importante<b>s</b></i>, <i>persona<b>s</b> feli<b>ces</b></i>.»>
La actriz sostiene que acudió a un casting, anunciado por la compañía Backstage una famosa empresa de s</b> importante<b>s</b></i>, <i>persona<b>s</b> feli<b>ces</b></i>.»>audiciones californiana—, en el que buscaban intérpretes para una película titulada El Guerrero del Desierto, "un filme de aventuras e histórico que sucedía en un desierto árabe", señala. Además, Garcia asegura que los productores rodaron la película sin mencionar la palabra Mahoma: "Ni hicieron ningún tipo de alusión a referencias de tipo religioso o sexual. Solo acordé representar mi papel en concordancia con lo que indicaba el guión", puntualiza.

Además de la medida cautelar de retirar definitivamente el vídeo, la actriz también busca una indemnización por daños personales. Unos perjuicios, que según ella, "fueron voluntarios, sin ningún sentido y hechos con malicia".  Para la intérprete, el resultado final fue modificado de forma "deliberada y grotesca" para que pareciera que "estaba interpretando voluntariamente una horrible producción antimusulmana".

García ha asegurado haber recibido amenazas de muerte tras la difusión del vídeo y que siente miedo por la seguridad de su familia y allegados, y ha sido incluso despedida de su trabajo.

Partidarios de los grupos chiíes libaneses Hizbulá y Amal en Líbano. / HASSAN BAHSOUN (EFE)

Archivos de imagen relacionados

  • Mani pelicula Mahoma Libano2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...