Un vídeo de una ‘resurrección’ en Sudáfrica desata una ola de críticas por los timos religiosos en el país

Alph Lukau, fundador de la iglesia Alleluia Ministries International, fingió que lograba revivir a un hombre este domingo en un sermón en Johannesburgo ante miles de personas

Un vídeo en el que un pastor supuestamente resucitaba a una persona ha provocado esta semana otra ola de críticas por los timos religiosos en Sudáfrica, donde no hay una legislación que ataje estos cultos. En la grabación se puede ver a miles de personas congregadas el domingo pasado en Johannesburgo para escuchar el sermón del pastor Alph Lukau, fundador de la iglesia Alleluia Ministries International.

En un momento de la ceremonia, Lukau se acerca a un ataúd, donde yace un hombre vestido de blanco que finge estar muerto, con sus familiares llorando alrededor del féretro, a pesar de que se ve al presunto finado parpadear de vez en cuando. Tras recitar unas oraciones, el pastor le pone las manos encima y el hombre se levanta. Las imágenes se han vuelto virales en este país africano y han desatado la preocupación entre diferentes instituciones, desde la Comisión para la Promoción y Protección de los Derechos Culturales, Religiosos y Lingüísticos de las Comunidades (CRL, un órgano independiente con mandato constitucional) hasta el propio Gobierno. En las redes sociales, la etiqueta #ResurrectionChallenge (Desafío de Resurrección, en su traducción al español) se volvió tendencia con miles de bromas y críticas al respecto.

El falso milagro realizado por el pastor también ha traído críticas de los servicios funerarios contratados para el funeral del hombre que fingía estar muerto. «Como Kings y Queens Funeral Services, nos gustaría distanciarnos de la llamada resurrección», escribió esta compañía en un comunicado en el que añadió que había decidido «emprender acciones legales por este ataque malicioso» a su «imagen», según ha informado France Presse. Kingdom Blue y Black Phoenix, las otras dos funerarias contratadas para el sepelio, también apuntaron a los medios locales que se sienten estafadas y que tomarán las acciones legales pertinentes, según la BBC.

El presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, habló sobre falsa resurrección este miércoles durante un encuentro con ciudadanos en Ciudad del Cabo, en el suroeste del país: «Los que están haciendo esas cosas completamente escandalosas tratan de timar a toda la nación diciendo que alguien se ha levantado de entre los muertos. Es, de hecho, llevar el nombre de Dios y de las iglesias al descrédito».

El debate principal en Sudáfrica gira en torno a la falta de regulación de este tipo de cultos, donde se multiplican los casos de pastores como Lukau. En otros países de la región, como Ruanda, se han aplicado leyes muy rígidas al respecto para prevenir fraudes. En la nación austral africana, sin embargo, regularmente salen a la luz casos polémicos de líderes religiosos, como el del telepredicador Paseka Mboro Motsoeneng —conocido como El profeta Mboro y acusado de fraude y lavado de dinero—, que aseguraba en sus redes sociales haber visitado y asesinado a Satanás y ahora ha prometido llevar a Lukau ante los tribunales.

Otro caso famoso es el del pastor nigeriano Timothy Omotoso, quien actualmente está siendo juzgado por 67 cargos que incluyen desde violación a abuso, pasando por tráfico de personas. Omotoso utilizaba su posición de líder religioso para cometer abusos sexuales, en algunos casos sobre víctimas menores de edad, según la acusación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...