Un reverendo ultra da las gracias a Dios por el tiroteo de Arizona

Fred Phelps consideró el accidente de Barajas un castigo a «un gobierno vendido a los maricas»

Entre los iluminados que en EEUU siembran impunemente su odio y su fanatismo ha encontrado su hueco Fred Phelps, que atribuye todos los males del mundo a castigos divinos por la homosexualidad, el aborto o el divorcio, o a la complacencia del Gobierno con estos pecados. Ahora Phelps ha difundido un vídeo dando las gracias a Dios por el "violento tirador" de Arizona, que presenta como un soldado heróico. Este fanático ya atribuyó el accidente de avión de Barajas en 2008, que costó 160 vidas, a una venganza divina venganza contra "un Gobierno vendido a los maricas".

Phelps lídera la Iglesia Baptista de Westboro, que ha conseguido adeptos con sus discurso esencialmente homófobo (uno de sus lemas es Dios odia a los maricas) pero que también siembra su odio contra todo lo que considera contrario a su intransigente religión.

Vídeo alabando la masacre de Tucson
Este reverendo se ha hecho famoso por alborotar con sus seguidores en entierros y funerales de soldados caídos en las guerras de Irak o Afganistán proclamando que sus muertes eran castigos divinos, y pretendía hacer lo mismo que los asesinados en el tiroteo de Tucson (Arizona). Además, Phelps colgó un vídeo en el que agrdecía a Dios la masacre y a su autor, relacionando a la congresista demócrata atacada Gabrielle Giffords con leyes abortistas.

Delirios que llegaron a España
Los desvaríos de Phelps también llegaron a España cuando dio las gracias a Dios "por los 160 muertos" en el accidente de Barajas de 2008. "Dios odia a España. Gracias a Dios por los 160 muertos en el accidente de avión de hoy en Madrid. La venganza de Dios por la agenda política del Gobierno español, vendido a los maricas", aseguró entonces en un comunicado. 

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...