Un recurso de amparo contra los feriados religiosos

Una nota de opinión publicada ayer a la mañana en MDZ Online causó mucha polémica, al menos entre los lectores. En ella, el historiador Federico Mare hace un extenso análisis de la relación entre la religión católica y la escuela mendocina, y defiende la securalización (laicidad) en los establecimientos educativos.

Coincidente con ello, ayer la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH) de San Rafael presentó un recurso de amparo contra el gobierno provincial, más precisamente hacia la Dirección General de Escuelas, para que se suspenda una resolución de la DGE que establece el calendario escolar, y suspenda los festejos religiosos del 25 de julio (Día del Patrono Santiago) y del 8 de septiembre (Dia de la Virgen de Carmen de Cuyo).

El patrocinador de la medida judicial de parte de la APDH-San Rafael es el abogado constitucionalista Carlos Lombardi, quien además es docente de la UNCuyo. Durante una entrevista con MDZ Radio, Lombardi explicó que "el reclamo de no segregar y respetar a las minorías no católicas viene en la práctica desde hace mucho tiempo".

Por ello, "lo que se ha llevado a cabo ahora es un planteo judicial porque las épocas de pluralidad, diversidad, inclusión y respeto a las minorías religiosas y no religiosas ameritan y forman un escenario que permite llevar a cabo ese tipo de planteos", indicó.

Lombardi aseveró que su principal base para llevar adelante el reclamo por vía judicial es la Constitución Provincial en la cual "se establece que la educación es laica, respetando las convicciones y creencias de los demás, pero en otros espacios fuera del escolar".

En el caso de que la medida sea aceptada por la Justicia, el letrado explicó que la misma "se operativiza suspendiendo y declarando inconstitucional la resolución 1626 de la DGE, la cual regula el calendario escolar académico y dentro del cual están estas festividades. El pedido inmediato es la no aplicación de esa orden".

Con respecto al mencionado decreto, Lombardi sostuvo que el mismo fue sancionado durante el periodo de la dictadura militar (año 1980), y que es el resultado de una "manifestación de una larga alianza entre las Fuerzas Armadas y la Iglesia Católica que se da a partir del año 1930, precisamente con el primer golpe militar".

En sintonía con lo que argumentó Mare en su nota, Lombardi rebatió los argumentos esgrimidos por sectores que desean mantener el calendario actual, quienes aseguran que se hace "porque la mayoría es católica". Según el abogado, "las últimas encuestas religiosas en Argentina dicen que entre el 76% al 80% de los argentinos se declaran católicos, pero de ese porcentaje solamente el 23% declara ser practicante (celebrar ritos, creer dogmas y cumplir con sus mandatos morales)".

Por último, Lombardi aseguró que "el obstáculo que tuvimos (para la presentación del amparo) fue la feria judicial, ya que estamos con feria a partir del pasado miércoles 10 y son diez días hábiles. No obstante eso, solicitamos al Juzgado Civil nº 24 (donde cayó el amparo) la notificación de la feria".

"virgen Argentina

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...