Un periodista pretende comparar el tema de los crucifijos en las aulas con el nazismo

En una entrevista concedida a Europa Press el autor establece paralelismos emtre a,bas situaciones

El periodista y autor de 'Cristianos contra Hitler' (Libros Libres), José Manuel García Pelegrín' ha afirmado que existen paralelismos entre las "ingerencias" del Estado de la Alemania Nazi y las del Estado actual en la sociedad como en la cuestión de la presencia de crucifijos que también entonces eran "objeto de litigio", aunque ha precisado que la situación "no es comparable".

   En este sentido, ha explicado, en una entrevista a Europa Press, que la intervención del Estado en la educación de los hijos o el hecho de querer relegar a la Iglesia a la esfera de lo privado, son "otros paralelismos" con la época del nacionalsocialismo, siempre teniendo en cuenta que la sociedad actual vive en un Estado democrático, frente a la época nazi en la que sólo existía un partido.

   Así, ha recordado que el dictador Adolf Hitler quería abolir las clases de religión y dar una formación del espíritu nacionalsocialista, con la idea de que es el Estado el que debe educar a los jóvenes y no los padres, algo que, según ha remarcado, es "recurrente en prácticamente todos los totalitarismos". No obstante, en la época nazi el rechazo hacia la confesión católica era tal que se decía que era una religión "de débiles" y ha admitido que, al menos, en España todavía existen las escuelas concertadas, no como en Alemania.

   En cualquier caso, García Pelegrín, que destaca en su libro el testimonio de seis cristianos –cuatro alemanes y una polaca– que se alzaron contra Hitler, defiende un Estado "no sacralizado" que sea "pluralista" y facilite o, al menos, permita el ejercicio de todas las religiones, pues considera que un estado confesional "no es el camino a seguir" y que la esfera religiosa y política son "distintas".

   Concretamente, en 'Cristianos contra Hitler', el autor muestra seis historias de la resistencia de cristianos que fueron "valientes", una figura que, a su juicio, se puede aplicar "a todas las épocas" pues "en todos los momentos viven personas que, con los medios a su alcance están dispuestas a luchar contra el mal". Según explica, los cristianos fueron "el mayor grupo de resistencia" contra el dictador.

DEFIENDE A PIO XII

   Además, defiende la figura del Papa Pío XII ante la percepción de libros como 'El Papa de Hitler' que mostraron una percepción negativa de la posición de la Iglesia hacia el nazismo. Así, destaca que Pío XII hizo "denodados esfuerzos por evitar la guerra" –como mostró el semanario Time en una de sus portadas– y que, si no hizo una denuncia "más expresa" al totalitarismo de Hitler o una "protesta más clara" fue "porque pensó que esto habría contribuido a una mayor represión".

   De hecho, en cuanto a la posición de los católicos frente al nacionalsocialismo, García Pelegrín muestra en su libro dos mapas de Alemania que revelan que no fueron los creyentes de esta religión los que alzaron a Hitler al poder. De esta forma, se observa que las zonas coloreadas del primer mapa, que representan las ciudades con mayor población católica coinciden con las que están en blanco del segundo mapa que indican las poblaciones que dieron menos votos al partido nacionalsocialista en las elecciones de 1932.

   Sobre las historias que recoge el periodista en su obra, destaca la de Wilm Hosenfeld (1895-1952), conocido por ser el oficial alemán que no delató e incluso prestó ayuda al judío Wladyslaw Szpilman, cuya historia se cuenta en el film de Roman Polanski 'El pianista'. Lo que no cuenta la película, según indica el autor, es que lo mismo hizo con otras muchas personas.

   Este oficial, en un principio, se dejó "deslumbrar" por el nacionalsocialismo, aunque nunca se mostró conforme con algunos aspectos como la ideología de la raza y en sus clases –era director de una escuela de primaria– "no hizo suyo el antisemitismo oficial". Además, la obligación de alistarse a las juventudes hitlerianas, la persecución a la Iglesia, y finalmente, el genocidio, hicieron que, aunque manteniendo una "doble vida", Hosenfeld renegara del régimen en su diario, sus cartas y sus acciones.

   'Cristianos contra Hitler', que sale a la luz tras la publicación de su otra obra 'La Rosa Blanca. Los estudiantes que se alzaron contra Hitler', cuenta también la vida del cardenal Von Galen, apodado 'el león de Münster' por su coraje en la denuncia de las tropelías nazis; Kart Leisner, un seminarista recluido en el campo de concentración de Dachau; Franz Jägerstätter, campesino condenado a muerte por negarse a cumplir el servicio militar por razones religiosas; Helmuth James von Moltke, cuyo lema era 'Intento salvar a todos'; e Irene Sendler, enfermera polaca que salvó a más de 2.000 niños del gueto de Varsovia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...