Un pequeño pueblo de Valencia cobrará el IBI a la Iglesia desde julio

El alcalde del pueblo cree que es justo que ayudará a la localidad, mientras que el párroco se ha mostrado «sorprendido»

El Ayuntamiento de la pequeña localidad valenciana de Faura, que gobierna el PSPV-PSOE, cobrará desde el próximo julio el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) de dos edificios que la Iglesia católica tiene en propiedad en el municipio y que no están destinados al culto.

La Iglesia recibirá en julio el recibo de los dos inmuebles igual que el resto de vecinos de esta localidad del interior de la provincia de Valencia, que cuenta con 3.700 habitantes y está situado a 31 kilómetros al norte de la capital de la provincia.

El alcalde de la localidad y portavoz del PSPV en la Diputación, Antoni Gaspar, ha explicado a Efe que se trata "de una cuestión de justicia",
En una de las propiedades eclesiásticas hay instalada una ludoteca desde hace cinco años por la que la Iglesia recibe un alquiler todos los meses.

"Así ellos también pueden contribuir y ayudar a la localidad", ha argumentado Gaspar, quien añade que para su Ayuntamiento, pagar el IBI es "algo que se debe normalizar".

"No pedimos nada del otro mundo. Entendemos que debería estar resuelto como lo han hecho en otros países", ha justificado.

Por su parte, el párroco de la localidad durante los últimos 30 años, Josep Martínez, se ha mostrado "sorprendido por la noticia" en conversación telefónica con Efe y se ha limitado a anunciar que, una vez les llegue el recibo, harán "lo que sea legal".

Según el alcalde y aspirante a la Secretaría provincial del PSPV, la Iglesia "recibirá el recibo al mismo tiempo que el resto de vecinos de Faura y que hagan como todos: o lo pagan o deberán pedir que se les aplace. Es la misma consideración que cualquier vecino".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...