Un obispo de San Luis (Argentina) prohibió la presencia de mujeres en el altar

En el día de hoy se conoció un decreto eclesiástico de la provincia de San Luis que exhorta a los sacerdotes a prohibir la presencia de mujeres en el altar. La resolución fue impulsada por el obispo puntano, monseñor Pedro Daniel Martínez. En su normativa, Martínez pidió mantener la costumbre litúrgica de solo monaguillos varones para el servicio de la mesa principal de una iglesia.

En el último tiempo, en algunas iglesias y parroquias de la provincia de San Luis, sacerdotes comenzaron la formación de mujeres, para que presten el servicio de “monaguillas”. Esta situación generó el malestar del obispo de la diócesis Pedro Daniel Martínez. El prelado emitió un decreto que, en el artículo 4, se “reprueba en la diócesis de San Luis cualquier costumbre en contrario”, como, por ejemplo, las mujeres ejerciendo la función de “monaguillas”.

Para quienes no saben, el “monaguillo” atiende el servicio del altar. Se encargan de ayudar al obispo, sacerdote o diácono en la celebración de la misa. Lo acompañan en todo momento y suelen estar muy atento a las necesidades que puedan surgir durante una celebración. En muchas parroquias de la Argentina, los “monaguillos” suelen ser jóvenes, en algunos casos niños, que participan en los movimientos que la Iglesia promociona.

En declaraciones a la Agencia Télam, una de las “monaguillas” expresó que, en la Iglesia Catedral de la provincia de San Luis, varias veces pretendió leer alguna lectura en oficios religiosos fúnebres de familiares, pero no la dejaron. Según la joven, que pidió reserva de su identidad, Pérez le respondió que las mujeres no podían estar en el altar realizando esa tarea.

Esta situación muestra un retraso con lo concluido en el Sínodo dedicado a la Amazonía. Allí se planteó la posibilidad de incluir un diaconado femenino para la región. Tanto retrasa este decreto del obispo puntano que, hasta el propio papa Francisco, reconoció que la Iglesia aún no cayó “en la cuenta de lo que significa la mujer” en la institución eclesiástica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...