Un obispo católico de EE. UU., imputado por no denunciar los abusos de un cura

Robert Finn es el cargo más alto de la Iglesia Católica en ser imputado por un caso de pederastia en la historia del país, según la prensa estadounidense.

El obispo católico de Kansas City (EE.UU.), Robert Finn, fue imputado hoy por no denunciar a un cura de su diócesis acusado de pederastia tras serle encontrada pornografía infantil en su ordenador, según recoge la prensa local.

Los fiscales del condado de Jackson, en Missouri, argumentaron ante el tribunal que lleva el caso que el obispo Robert Finn, de 58 años, supo de las imágenes pornográficas que tenía en su ordenador el cura Shawn Ratigan en diciembre del 2010, pero no informó a las autoridades hasta cinco meses después.

A través de su abogado, Finn se declaró no culpable y negó cualquier responsabilidad, pese a que la acusación argumenta que tenía elementos suficientes para pensar que los niños fotografiados por Ratigan estaban siendo víctimas de abusos.

La diócesis de Kansas City, dirigida por Finn y que cuenta con 134.000 miembros, también ha sido imputada por encubrir supuestamente las actividades de Ratigan, que enfrenta cargos por posesión de pornografía infantil.

Finn es el cargo más alto de la Iglesia Católica en ser imputado por un caso de pederastia en la historia del país, de acuerdo con la prensa estadounidense.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...